Comparativa de la evolución del precio del oro en los periodos 1970 a 1980 y 2001 a 2023

1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5 (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando...
Compartir:

A muchos analistas del oro, les gusta hacer una comparativa del ciclo alcista del precio del oro de 1970 a 1980 con el último ciclo alcista del precio del oro de 2001 a 2011. En esta ocasión, Bron Suchecki, de The Perth Mint, nos presenta con su análisis dos posibles escenarios para la evolución del precio del oro utilizando como referencia el periodo de 1970 a 1980.

Los gold bugs, los fanáticos del oro, podrían argumentar que las economías y el sistema financiero todavía no se han recuperado y que, por tanto, el precio máximo histórico nominal del precio del oro de 2011 fue sólo un pico intermedio de un gran ciclo alcista del precio del metal, tal como pasó en diciembre de 1974 cuando el precio del oro tocó los 197,50 dólares por onza troy. Representado gráficamente esto se vería de la siguiente forma.

Comparativa de la evolución del precio del oro en los periodos 1970 a 1980 y 2001 a 2023

Basándonos en la gráfica superior del precio del oro, parece razonable hacer esta comparación por tener un comportamiento similar en la fase inicial la cotización del oro en ambos periodos en el área marcada (1) y una bajada casi idéntica del 50% del precio del oro y la duración “relativa” de ambos periodos. El periodo relativo es el único problema de esta analogía, porque para poder encajar ambos periodos se tiene que acelerar la evolución del precio del oro de los años setenta, ya que la evolución alcista y bajista de los últimos 15 años ha llevado casi el doble de tiempo. Quizás la explicación sea la actuación de los bancos centrales con sus programas monetarios no convencionales (QE, etc.) para prevenir un colapso de los mercados financieros y la correspondiente subida del precio del oro en ese entorno que no se ha materializado.

Utilizando esta última gráfica el mercado del oro puede estar preparándose para la segunda fase del precio alcista. Si se cumpliera esta previsión, el precio del oro tardaría otros 5 años en recuperar los niveles de 1.900 dólares por onza.

El mercado alcista del precio del oro de los años setenta necesitó de dos subidas parabólicas del precio del oro. La primera con 400 dólares (4) y la segunda con 850 dólares. Si hubiera otra fase alcista de la cotización del oro, podría subir hasta los 4.000 dólares para caer desde ahí a los 2.000 (siendo razonable una caída del 50%) o irse a los 8.000 dólares. No vamos a discutir aquí qué sería todo esto en términos nominales ya que en realidad lo importante es qué significaría todo esto en términos reales de poder adquisitivo del precio del oro en dólares.

Pero si analizamos estos mismos datos en un periodo más amplio también podemos llegar a otra conclusión.

Comparativa de la evolución del precio del oro en los periodos 1969 a 1992 y 2001 a 2023

En esta gráfica, en la primera fase (1) de subida del precio del oro, ésta coincide con la crisis financiera que lo lleva hasta sus máximos.

Las escalas temporales en esta gráfica son idénticas porque todos los días de los años setenta equivalen a uno del último ciclo. Según esta gráfica la cotización del oro caería hasta los 900 dólares en 2016 antes de subir de nuevo hasta los 1.400 en los próximos tres años (4).

La lógica de la evolución del precio del oro en ese entorno sería que debido a los problemas del sistema financiero, los riesgos acumulados llevarían más dinero al oro, y la voluntad de los bancos centrales de evitar un colapso del sistema financiero podría hacer realidad un precio del oro de 8.000 dólares al seguir inyectando liquidez a un mercado moribundo.

En OroyFinanzas.com no sabemos qué va pasar, pero seguimos pensando como desde hace años, que tener una parte de los ahorros en oro físico como seguro de vida es una buena idea. A nivel especulativo todo es posible, pero el pasado no se suele repetir sino arrimar.

Si piensa que los bancos centrales son omnipotentes, quizás no le interese el precio del oro, pero si no confía en que podrán mantener el sistema, quizás sí le interese el oro.

Fuente:The Perth Mint, OroyFinanzas.com

Compartir:
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!