¿Casualidad o regla?: Detrás de cada revolución violenta en el mundo hay un judío como fue en Turquía a principios del Siglo XX

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Artículo publicado en Julio 2016

Siempre han existido informaciones sobre el origen dönme[1] o criptojudío de Mustafa Kemal.

Las primeras publicaciones sobre Atatürk hacen mención de ello. Por ejemplo, el informe más serio sobre la Primera Guerra Mundial que fue publicado en 22 partes por el prestigioso diario británico The Times, durante 1915-1922 no eludió este tema.

Se afirma, en particular: «Mustafa Kemal, que según muchas personas tiene ascendencia judía de Salónica, sólo se unió abiertamente al movimiento nacionalista en junio de 1919[2]» .

Otra publicación occidental conocida, American Literary Digest describe a Mustafa Kemal en 1922 como «judío sefardita de ascendencia y musulman ortodoxo de nacimiento y educación[3]» . 

Lo anterior no revela nada esencialmente nuevo, pero se limita a dar una indicación de las numerosas declaraciones que se han tenido lugar en la prensa de la época sobre los orígenes criptojudíos de Mustafa Kemal. Vamos a añadir un par de argumentos más.

La agencia de noticias Associated Press, citando al gran visir de Turquía, menciona en un artículo del 3 de julio de 1920: «Mustafa Kemal, (el líder nacionalista turco) al que el gran visir presenta como un judío, nació como turco pero sus padres eran criptojudíos (dönmes) de Salónica, al igual que los padres de Talaat[4] y Djavid[5]».

Una fuente de información importante, un oficial otomano (pashá) de alto rango, Achmed Abdullah, que además era escritor y el también conocido hombre de negocios Leo Anavi (dos espías turcos en el ejército británico, que se reunieron con Kemal en numerosas ocasiones y eran muy fuertes partidarios) dicen que Kemal era un judío español, un sefardita que «ni siquiera tenía sangre otomana[6]» .

Este hecho fue tan generalizado en la década de 1920 que nadie se sorprendía. No es por casualidad que uno de los más grandes historiadores del siglo XX, Arnold Toynbee, también creyera que Mustafa Kemal tenía orígenes criptojudíos[7].

Sobre las raíces dönme de Mustafa Kemal también hay pruebas en la obra de una figura tan informada cuando se trata de criptojudíos como Joachim Prinze (1902-1988), quien fue presidente del Congreso Judío Americano desde 1958 hasta 1966.

Escribe: «Entre los líderes de la revolución que dio a Turquía un gobierno más moderno, se encontraban Djavid Bey y Mustafa Kemal. Ambos fueron ardientes criptojudíos. Djavid Bey se convirtió en Ministro de Hacienda, Mustafa Kemal se convirtió en el líder del nuevo régimen y adoptó el nombre de Atatürk. Sus oponentes trataron de usar sus orígenes judíos para derrocarlo, pero no tuvieron éxito. Muchos de los Jóvenes Turcos del nuevo gabinete revolucionario oraban a Alá, pero tenían como su verdadero profeta a Shabtai Zvi, el Mesías de Esmirna[8]».

Que Mustafa Kemal era de ascendencia judía era una creencia generalizada entre la población de Turquía. Los judíos de Salónica siempre supieron que Mustafá Kemal era un dönme[9] , un judío converso. Hoy día, los judíos siguen admitiendo tal afirmación. En la Biblioteca Virtual Judía se puede encontrar una sección dedicada a Mustafa Kemal Atatürk. Es un sitio web que contiene información sobre grandes personajes judíos o de orígen judío[10].

La población turca siempre tuvo y sigue teniendo la misma opinión. Se ha conservado un interesante informe de 1933 de la Embajada de EE.UU. Un estudio concluyó que la mayoría de los encuestados cree que el orígen de los desastres naturales que castigaban al país tenía raíces judías y era su líder. Uno en particular, dijo, «es ese judío (es decir, el Presidente) que nos empuja al abismo[11]».

Es evidente que este tipo de conversaciones fueron tan lejos en Turquía que las autoridades aprobaron una «Ley de Delitos Cometidos contra Atatürk» (# 5816, 31 de julio de 1951) para castigar como delito cualquier insulto o deshonra pública de la memoria de Atatürk[12]. De acuerdo con la ley, el «crimen» se castiga con uno a tres años de prisión y hasta cinco años en algunos casos[13].

Recordemos que hoy día tales actitudes racistas siguen predominando en Turquía. Los armenios y los judíos son considerados como seres de segunda clase. En ese país la gente es castigada incluso por llamar judío o armenio a alguien, ya que se consideran insultos.

Con lo anterior se puede concluir que siempre se ha conocido que el Padre de los turcos, Atatürk, no era un turco, a pesar de que dicha información siempre se ha dejado pasar por alto. Ahora vamos a ver qué base hay para afirmar que Mustafa Kemal era un criptojudío. En primer lugar los argumentos, es decir, los hechos indirectos que indican la probabilidad de que Mustafa Kemal fuese criptojudío.

Los estudiosos han señalado en primer lugar, el hecho de que Mustafa nació y se crió en una ciudad, Salónica, donde a mediados del siglo XIX la mayoría de la población era. En aquel entonces, Salónica era la única ciudad del mundo (hasta que se fundó Tel-Aviv en 1909) con la mayor población judía. Los judíos de la ciudad sumados a la población criptojudía, que tradicionalmente se contaban como los musulmanes, conformaban la mayoría absoluta de la población. Esta es la razón por la que Salónica se llamaba la Jerusalén de los Balcanes[14].

El embajador británico en Constantinopla, Sir Gerard Lowther (1858-1916), dice en su comunicado a la Oficina de Relaciones Exteriores de 29 de mayo de 1910, «Salónica que tiene una población de cerca de 140.000, de los cuales 80.000 son judíos, y 20.000 de la secta de Sabata Levi[15] o criptojudíos, que externamente profesan el Islam[16]». Griegos, búlgaros y valacos (rumanos) también fueron importantes comunidades de la ciudad. Había al menos 13.000 cristianos[17] . Había muy pocos armenios, alrededor de 45 personas[18].

Es decir, en el momento en que Mustafa nació, sólo uno de cada siete habitantes de Salónica era musulmán (y no sólo turcos), mientras que los judíos o los criptojudíos representaban las tres cuartas partes de la población. Como afirmó un político turco que vivió en Salónica durante esa época, los turcos no eran muchos, simplemente «unos cuantos[19]».

También es muy importante señalar que la familia de Atatürk vivía en un barrio no musulmán de Salónica: «Mustafa Kemal vivía [durante su infancia en Salónica] en un barrio en el que [no-musulmán] vivían minorías[20]». Teniendo en cuenta el sistema de comunidades del Imperio Otomano, en el que cada miembro de una comunidad vivía junto a sus correligionarios y miembros de la comunidad, entonces este hecho sin duda es muy importante.

Cada comunidad del Imperio tuvo sus propias escuelas y otros establecimientos educativos, mantenidos por medio de la comunidad. La única excepción fueron los turcos, para los funcionaban escuelas patrocinadas por el Estado.

Es un hecho bien conocido que Mustafa fue enviado primero a la escuela turca de Mehmet Hafiz[21] y luego al colegio Effendi Shemsi[22] (o Chemsi Effendi). Effendi Shemsi (el nombre real es «Shimon Zwi[23]») fue una de las escuelas de la comunidad criptojudía de Salónica. En la sociedad otomana, las escuelas se establecieron no sólo de acuerdo a la comunidad, sino también a las divisiones sub-comunales.

Los criptojudíos de Salónica fueron divididos en tres grupos: Yakubi, Karakash, Kapanchi[24] pertenecientes a la Sabata[25] . Cada una tenía su propia escuela: La Fryz-i Ati para la comunidad Yakubi, la Feyziye para Karakash (establecida en 1883-84), y la Yadigar-i Terakki para el Kapanchi (fundada en 1879[26]). Como se sabe a ciencia cierta que Mustafa Kemal asistió a la escuela Feyziye, de la que él mismo habló en una entrevista en 1922[27] , entonces probablemente podamos suponer que era un criptojudío Karakash. Además, Mehmed Djavid Bey (Mehmet Bey Cavit) también fue un Karakash y era el director de la escuela Feyziye hasta que se convirtió en Ministro de Hacienda del Imperio Otomano en 1908[28].

Es muy poco probable que Mustafa (más tarde Kemal, y, a continuación, Atatürk) hubiese asistido a una escuela turca.

La sociedad otomana, como ya se ha mencionado, se estructuró en sus comunidades y las diferencias entre ellas se mantuvieron en sentido estricto. Por lo tanto, las familias de cada comunidad enviaban a sus hijos solo a las escuelas de su comunidad.

Por ejemplo, aunque entre las centenares de escuelas armenias del Imperio Otomano tuviera que haber por lo menos algunas de alto renombre, no tenemos ningún caso de niños de familia turca que hayan asistido a alguna de las escuelas armenias.

Como algunos tratan de demostrar hoy en día, incluso si se admite el carácter progresista de su padre, Ali Riza, quien quiso dar una educación europea a su hijo, un supuesto para el que no tenemos ninguna base, hay que considerar que en Salónica ya existían importantes escuelas francesas e italianas[29].

Hay que subrayar, al mismo tiempo que la comunidad dönme era muy independiente. Los extranjeros no podían formar parte de esa comunidad. El código de conducta de los dönme exigía no tener relación alguna con otros musulmanes[30].

Es decir, si Mustafa Kemal Atatürk fuese turco, su asistencia a una escuela criptojudía habría sido inaceptable tanto para los musulmanes ortodoxos, como para los criptojudíos.

También hay que tener en cuenta que las escuelas del Imperio Otomano no tenían planes de estudios y que los niños no sólo recibían una educación regular en las escuelas de su comunidad, sino que también se les inculcaban valores nacionales y religiosos. Es importante señalar que en el Imperio Otomano, al igual que en otros lugares en el momento, no había escuelas seculares como los llamaríamos hoy. Todas las escuelas, no importa cuán progresistas pudieran haber sido, incluían elementos de educación religiosa. Normalmente, las clases comenzaban con las oraciones principales de la religión en concreto.

Como afirmaban los célebres estudiosos del tema «en la escuela Semsi Efendi se enseñaban y practicaban rituales religiosos criptojudíos[31]». Al mismo tiempo el objetivo de las escuelas era establecer relaciones entre las diferentes comunidades criptojudías[32]: «A diferencia de otros musulmanes, los dönme mantienen la creencia de que Shabtai Tzvi es el mesías, practican rituales cabalísticos y recitan oraciones en ladino, la lengua de los judíos otomanos[33]».

Las creencias de Mustafa Kemal en signos cabalísticos, en el poder de lo oculto, se mantuvo durante toda su vida. Según un relato, un paño cuadrado verde se encontraba sobre su escritorio, con las marcas esotéricas. La misma fuente indica que Kemal, un infiel desde el punto de vista islámico, cree en la virtud de los signos[34]. En última instancia, los hombres creen en las cosas que les han enseñado a creer desde su infancia.

En consecuencia, cabe señalar que Mustafá Kemal no solo recibió una educación general en la escuela Shemsi Effendi, sino también recibió educación religiosa. Su formación fue tan profunda que incluso décadas después, aún recordaba las oraciones que había aprendido.

No es casualidad que en la lápida de Shemsi Effendi se lee «Muallim Semsi Ef. [Fendi] Atatürkün hocasi», es decir, «el maestro de Atatürk». Lo que es digno de mención, es que a Shemsi Effendi (Shimon Zwi) se refiere no sólo como «Muallim» de Atatürk, el maestro, sino como su «hoca», mentor o preceptor, un guía religioso.

Sin duda, todo lo que hemos señalado son argumentos serios sobre el origen criptojudío de Mustafa Kemal Atatürk. Ahora vamos a ver si hay registros de hechos directos que acrediten tales afirmaciones. Por extraño que parezca, algunos documentos lo hacen y aún existen.

Entre esas pruebas se encuentran las memorias de Itamar Ben-Avi, quien describió una reunión con Mustafa Kemal en 1911 en el Hotel Kamenitz de Jerusalén, ya que éste se dirigía a Libia para participar en la guerra entre Italia y Turquía. Itamar Ben-Avi (1882-1943) era el hijo del Padre del idioma hebreo moderno, Eliezer Ben-Yehuda, siendo el niño judío que habló en hebreo moderno. Dice lo que le contó Mustafa Kemal: «… En casa tengo un antiguo Tanaj[35] impreso en Venecia, y si mal no recuerdo mi padre me envió a un profesor Caraíta[36]para que me enseñara a leerlo. Unas pocas palabras se han quedado en mi memoria…». En ese momento se detuvo por un instante y sus ojos brillaron. De repente se acordó: » Shma’a Israel, Eloheinu Adonai, Adonai Ejad[37]».Esa es nuestra oración más importante, señor capitán – le dije. «Y también mi oración secreta, mi señor» – respondió él y sirvió bebida a los dos[38] .

Algunos, con implicaciones políticas en mente, han dudado de la veracidad de este relato.

Como argumento principal, dicen que el capitán Mustafá Kemal viajó por mar desde Estambul a Alejandría para participar en la guerra contra Italia (18 de diciembre de 1911 al 24 de octubre, 1912), por lo que no podría haber estado en Jerusalén[39] en ese momento. Esta no es una distorsión de los hechos, sino una falsificación absoluta. Los hechos demuestran sin lugar a dudas que Mustafa Kemal tomó una ruta terrestre a Libia, pasando por Siria y Palestina.

La siguiente declaración proviene del espía británico Harold Armstrong, que a su vez era un erudito de las cuestiones relativas a Oriente Medio: «Excepto por la ruta larga a través de Siria y Egipto, Turquía estaba incomunicada con el norte de África. Los italianos tenían el control del mar y habían cerrado el estrecho de los Dardanelos. […] Con dos amigos, Mustafa Kemal tomó la ruta terrestre. Viajaron a través de Asia Menor, por Siria y Palestina, utilizando el ferrocarril en los tramos que funcionaba, hicieron el resto a caballo y en carruaje[40]».

Es totalmente irracional creer que Itamar Ben-Avi habría inventado una historia en sus memorias, sobre todo porque no hay motivos para pensar en tal cosa. Ben-Avi ni siquiera sabía que sus memorias serían publicadas. Murió en 1943 y sus memorias no fueron publicadas hasta 1961, el artículo antes mencionado pasó inadvertido durante mucho tiempo.

Mustafa Kemal, una vez dio una respuesta muy interesante a una pregunta casi directa de uno de sus amigos cercanos, Nuri Conker, sobre sus raíces. Kemal contestó: «Muchos dicen que soy judío porque nací en Salónica. Pero no hay que olvidar que Napoleón era un italiano de Córcega, sin embargo, murió como francés y ha pasado a la historia como tal[41]».

Con toda confianza se puede decir que, aparte de sus orígenes, Mustafa Kemal Atatürk vivió y murió como un turco, un verdadero turco. En el sentido armenio de la palabra, un auténtico turco. En ese caso, puede surgir una pregunta: ¿qué importancia tiene el orígen de Mustafa Kemal? Para mí, ninguna en absoluto. Sin embargo, ya que es un asunto importante para la sociedad racista de Turquía, este artículo está dedicado a ellos. Que lo disfruten.

Fuente: http://centromodusvivendi.blogspot.mx, soyarmenio.com.ar


  1. Es interesante que los Judios se refieran a los  donmeh, o, más correctamente, a los sabateanos, como sectarios. Es decir, que no los  consideran ni gentiles ni paganos, como los que profesan otras religiones, sino que  simplemente los denominan seguidores de una versión distorsionada del judaísmo[]
  2. The Break-up of Turkey, The Times History of the War, vol. XXI, London, 1920, p. 433.[]
  3. The Sort of Man Mustafa Kemal is, The Literary Digest, October 14, 1922, vol. 75, no. 2, pp. 50-53.[]
  4.  Una referencia notable a los orígenes donmeh Talaat se conserva en las memorias del matrimonio de la famosa periodista Zekeriya Sertel (1890-1980). Describiendo cómo tuvo que superar muchas dificultades para poder casarse con una donmeh, Sabiha Derviche escribe, «En nuestro compromiso, el representante para el lado de la niña fue el entonces primer ministro Talat Pasha». Rifat N. Bali, A Scapegoat for All Seasons: The Donmes or Crypto-Jews of Turkey, Istanbul, 2008, p. 16[]
  5. Takes Issue with Turk’s Statement about Armenians, by the Associated Press, The Evening Progress, Saturday, July 3, 1920, p. 5.[]
  6. Achmed Abdullah, Leo Anavi, The Rise of Mustapha Kemal Pasha from Obscurity, The Bridgeport Telegram, September 28, 1922, p. 4.[]
  7. John Gunther, Procession, New York, 1965, p. 98; John Gunther, Inside Europe, New York, 1938, p. 417.[]
  8. Joachim Prinz, The Secret Jews, New York, 1973, p. 122.[]
  9. http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/judaica/ejud_0002_0005_0_05294.html[]
  10. http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/judaica/ejud_0002_0012_0_11019.html[]
  11. US Diplomatic Documents on Turkey, Family life in the Turkish Republic of the 1930s, ed. Rifat N. Bali, Istanbul, 2007, p. 57.[]
  12. Rifat N. Bali, A Scapegoat for All Seasons: The Donmes or Crypto-Jews of Turkey, Istanbul, 2008, p. 227.[]
  13. ibid.[]
  14. ibid. p. 250.[]
  15. “Shavatai Tzvi” or “Shabtai Zvi”; … “Geyik” is simply the Turkish equivalent of “Zvi”, meaning “deer” or “stag”. Rifat N. Bali, ibid. p. 39.[]
  16. Elie Kedurie, Young Turks, Freemasons and Jews, Middle Eastern Studies, v. 7, no. 1 (Jan. 1971), p. 94.[]
  17. Marc Baer, Globalization, Cosmopolitanism, and the Donme on Ottoman and Turkish Istanbul, Journal of World History, vol. 18, # 2 (Jan. 2007), p. 150.[]
  18. Kazim Nami Duru (1876-1967), Arnavutluk ve Makedonya Hatiralarim (1959). In: Rifat N. Bali, ibid. p. 119.[]
  19. ibid.[]
  20. ibid. p. 244.[]
  21. Barbara K. Walker, Filiz Erol, and Mine Erol, To Set Them Free, The Early Years of Mustafa Kemal Ataturk, New Hampshire, 1981, p. 26.[]
  22. H. C. Armstrong, Gray Wolf: An Intimate Study of a Dictator, New York, 1933, p. 5.[]
  23. Rifat N. Bali, ibid. pp. 36-37.[]
  24. Cengiz Sisman, The History of naming the Ottoman / Turkish Sabbatians, p. 50; in Studies on Istanbul and Beyond, The Freely Papers, v. I, 2007, pp. 37-53.[]
  25. The Donmes in the Memoirs of Fuat Andic, in Rifat N. Bali, ibid. p. 126.[]
  26. Rifat N. Bali, ibid. p. 126. Marc Baer, ibid. p. 154.[]
  27. Reported by A. Emin (Yalman), “Buyuk Millet Meclisi Reisi Başkumandan Mustafa Kemal Paşa ile bir mulâkat [An Interview with Mustafa Kemal Pasha, President of the Grand National Assembly and Commander-in-Chief; in Turkish]”, Vakit (Turkish Daily), 10 January, 1922.[]
  28. Rifat N. Bali, ibid. p. 120.[]
  29. ibid. p. 126.[]
  30. Marc Baer, ibid. p. 143.[]
  31. ibid. p. 153.[]
  32. ibid.[]
  33. ibid. p. 143.[]
  34. H. C. Armstrong, ibid. p. 143.[]
  35. El Tanaj o Tanakh es la palabra para designar la Biblia hebrea. Es una abreviatura, «Tanakh», basado en las iniciales de tres palabras – la Torá, Nevi’im, Ketuvim – se refiere a partes de la Biblia hebrea como colecciones de enseñanzas.[]
  36. Karaites include Crimean Turkish Jews.[]
  37. »Oye, Israel: Jehová es nuestro Dios, Jehová es uno» (Deuteronomio 6:4)[]
  38. Itamar Ben-Avi, Im Shahar Atzmautenu: Zichronoto shel HaYeled Ha’lvri HaRishon (At the Dawn of Our Independence: the Memoirs of the First Hebrew Child), 1961, pp. 213-218.[]
  39. Andrew Mango, Ataturk, London, 1999, p. 452.[]
  40. H. C. Armstrong, ibid. p. 31.[]
  41. Rifat N. Bali, A Scapegoat for All Seasons: The Donmes or Crypto-Jews of Turkey, Istanbul, 2008, p. 248.[]
Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!