El antisemitismo crece y se multiplica en todo el mundo y se potencializa con el genocidio contra Palestina

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Fuentes: RT, Gatestone Institute, Signos de estos Tiempos

La masacre inmisericorde que lleva a cabo el diabólico gobierno judeo-sionista de Israel contra el pueblo palestino ha provocado un estallido de antisemitismo radical en toda Europa y muchas otras partes del mundo.

El antisemitismo está latente en prácticamente todos los pueblos del mundo donde vivan judíos o donde exista la religión cristiana. Es un sentimiento que siempre ha existido y aunque se ha tratado de reprimir, brota a la menor provocación recordando a los cristianos que los peores enemigos de Cristo y de sus seguidores y los responsables de su muerte fueron precisamente la casta gobernante judía a quien Jesús dirigió las más duras criticas durante su vida pública. Ahora con la matanza que lleva a cabo el sionismo israelí, este sentimiento de odio y desprecio contra los judíos ha resurgido y crece en Europa a medida que lo hace el conflicto en Oriente Próximo. El embajador de Israel en Alemania habla de una escalada no vista desde la época de Hitler.

Yakov Hadas-Handelsman declaró que se persigue a los judíos en las calles de Berlín como si estuviéramos en 1938. Una buena parte de estas manifestaciones violentas contra los judíos europeos está armada por musulmanes radicales pero toman parte de ellas miles de jóvenes que no simpatizan con el islam. El antisemitismo tiene el poder casi imposible de unir en una mismo frente a la extrema derecha y a la extrema izquierda y así se demuestra en la reacción en Europa contra Israel que ha estado en marcha desde el comienzo de la operación de protección de fronteras.

En cada país, las protestas tienen similitudes. Y en cada una de ellos encabezadas por los mismos motivos y con frecuencia por los mismos tipos de personas. En Londres las protestas han sido dominadas por jóvenes musulmanes y simpatizantes de la izquierda y derecha. Ellos han llevado pancartas del Partido Socialista de los Trabajadores que dicen “Detener el terrorismo de Estado israelí.” Pero algunas se fueron fuera del mensaje, aparentemente decidiendo que no importaba si sus objetivos eran los israelíes o los Judios. También se han producido los banners predecibles que comparan al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con Adolf Hitler.

Otros tienen una relación más confusa con esta siniestra fusión. Un manifestante joven fue fotografiado en una manifestación frente a la embajada de Israel en Londres con un cartel diciendo, “¡Hitler tenía razón!” En otros lugares las protestas han extendido a ocasionales estallidos de violencia. Las personas que son “visiblemente judías”, gente que lleva vestidos identificables judíos, han sido objeto de ataques. Los manifestantes en una marcha del centro de Londres asaltaron y abusaron verbalmente de una mujer judía que había expresado su apoyo a Israel, llamándola “Judia sionista” entre otras cosas, antes de robar su teléfono móvil. En el norte de Londres, un rabino fue agredido por un grupo de jóvenes que gritó “F *** [mala palabra en inglés] a los sionistas”, “F *** los Judios” y “Allah Akhbar”.

Todo esto es leve en comparación con lo que ha estado pasando en las afueras y partes del centro de París, la violencia perpetrada contra la comunidad judía culminó con el espectáculo de judios parisinos atrincherados en una sinagoga por una multitud de jóvenes magrebíes. Cuando la policía no apareció, los Judios lucharon por ellos mismos. Desde entonces, las autoridades francesas han prohibido algunas otras protestas “pro-palestinas” planificadas.

Sin embargo, las prohibiciones no parecen haber funcionado. “Los jóvenes amotinados”, como los medios de comunicación ponen el título, vienen principalmente de los suburbios de París y otras ciudades, y han salido a la calle. Hay videos de ellos destrozando pavimentos para obtener trozos de asfalto para lanzar a la policía. Un suburbio de París con un gran número de judíos ha sido foco particular de los manifestantes. En algunas imágenes de vídeo, los manifestantes se han mostrado atacando coches de policía y agrediendo a la propiedad pública y la privada.

Las autoridades francesas están claramente tratando de contener las protestas, pero en un grado considerable, los acontecimientos han escapado de su control. Esto refleja el gran malestar que ha provocado en la opinión pública internacional las atrocidades cometidas por Israel contra el pueblo palestino. Escenas similares se han visto en todo el continente. En Holanda se han producido graves incidentes de protestas. Ha habido cánticos antisemitas, y el hogar del Gran Rabino de Holanda ha sido atacado dos veces en una semana.

En Austria, un partido de fútbol que implicaba un equipo israelí tuvo que ser cancelado después de que manifestantes palestinos irrumpieron en el terreno de juego. Las gradas tenían personas que ondeaban banderas anti-Israel y banderas turcas. Pero una vez en el campo, los manifestantes agredieron a los jugadores israelíes, dándoles patadas y puñetazos. Donde se han dado las manifestaciones más duras ha sido precisamente en Alemania por el gran resentimiento acumulado por el pueblo alemán contra la difamación sionista que han tenido que llevar a cuestas desde hace setenta años como documentamos en el artículo anterior.

Durante las protestas pro-palestinas en Berlín y otras ciudades alemanas, hubo gritos de “Muerte a los Judios” y “Gas a los Judios”. El presidente del Consejo Central de los Judios en Alemania, Dieter Graumann, describió algunas de las manifestaciones como: “una explosión de maldad y violencia de odio a los Judios. Nunca en nuestras vidas creímos posible que el antisemitismo de los peores y del más primitivo tipo se cantara en las calles de Alemania”.

Esto sin embargo es consecuencia directa de sus actos. Ciertamente, en toda Europa hay un nuevo odio en el aire, pero este odio es también el antiguo. La gente en las calles de París, Berlín, Londres, Amsterdam y otras ciudades de Europa incluye algunos descendientes de los que lucharon en contra, lucharon por los aliados o colaboraron con el régimen que estimuló este odio la última vez. Pero la mayoría de los perpetradores no son esas personas. La mayoría de ellos son de origen inmigrante.

En Gran Bretaña, se trata principalmente del sub-continente indio (con un grupo más pequeño de los países del Golfo); en Francia y en los Países Bajos, son del norte de África; en Alemania y Austria, en gran parte de Turquía.

Incluso en la esfera diplomática se ha visto reflejado este malestar contra el sionismo judío como lo expreso el nuevo embajador de Hungría en Italia al decir que: “Los judíos son los agentes de Satanás”

 “Los judíos son los agentes de Satanás”, señaló en uno de sus ensayos el nuevo embajador de Hungría en Italia, Péter Szabó Szentmihályi. La experta en historia de Europa del Este, Eva Balogh, tradujo del húngaro al inglés el ensayo sobre los judíos del embajador, indica el portal de noticias ‘Vox’.

“Son los agentes de Satanás. ¿Son espíritus extranjeros cuya misión es destruir las comunidades locales? ¿Son criminales internacionales que […] decidieron esclavizar a la humanidad?”, señaló en su ensayo. Inmediatamente después de la publicación del documento llegó una petición al Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia y la embajada italiana en Hungría pidiendo a los italianos a no aceptar a Szabó Szentmihályi como enviado de Hungría.

La Agencia Telegráfica Judía publicó un breve artículo que decía: “Eva Balogh describió a Szentmihályi Szabó como una persona “furiosa”, “empedernida” y anti-semita. Sus términos antisemitas son similares a los utilizados en la propaganda nazi”. Según el periodista responsable de traducir el ensayo es “especialmente preocupante dado que en Hungría ha habido una tendencia del antisemitismo… aunque el derechista y primer ministro Viktor Orbán condena el antisemitismo”. Como era de esperarse el Congreso Judío Mundial también elevó su voz de protesta en un comunicado de prensa: “El presidente del Congreso Judío Mundial (CJM, por sus siglas en inglés) dijo que el nombramiento del publicista húngaro Péter Szabó Szentmihályi como embajador de Hungría en Italia fue “claramente una afrenta a los judíos”.

El presidente del CJM, Ronald Lauder, instó a Italia a denegar la acreditación de Szabó Szentmihályi, quien ha escrito textos antisemitas en el pasado. La preocupación judía sobre las declaraciones del diplomático húngaro no son en vano ya que en aquel país se está dando un renacimiento espiritual como se demostró el mes pasado cuando líderes de iglesias entregaron Biblias a ciento cincuenta diputados de Hungría en una ceremonia que los medios siguieron con atención. Katalin Szili, presidenta del Parlamento húngaro, agradeció la distribución y expresó su apoyo a la campaña que durará un año para colocar el mensaje bíblico en el primer plano de la vida nacional.

“La Biblia es un gran apoyo espiritual en el mundo globalizado del siglo XXI. No solo nos recuerda nuestra identidad, sino que también nos ofrece valores que debemos tomarnos seriamente”, dijo a los congregantes. También expresó su optimismo al decir que la distribución bíblica podría ser una señal de las buenas cosas que quedan por venir, “caracterizadas por el esfuerzo y la cooperación común”.

El obispo Ittzés dijo que él esperaba que los diputados utilizaran las Biblias todos los días como “comida espiritual” y que el mensaje bíblico se convirtiera en una “realidad viva” para ellos citando al apocalipsis les dijo: “dichoso el que lee este libro, pero incluso más dichoso el que también lo comprende y lo aplica”. Por su parte la revista judeo-sionista “‘Compromiso’, por la diversidad y la lucha contra el antisemitismo” que se edita en Argentina en su número de mayo de 2013 la dedicó como tema principal a abordar el asunto del avance del antisemitismo en Hungría, motivo por el cual se decidió llevar a cabo en Budapest el Congreso Judío Mundial de ese año para denunciar el avance de la “judeofobia” en ese país.

Esta revista de propaganda al servicio del sionismo mundial se queja en su primer artículo que: “Europa fue el escenario principal de la Shoá. Ese territorio fue arrasado militar e ideológicamente por el programa nazi de expansión territorial y exterminio físico y cultural de los judíos europeos, recuperando y actualizando viejos prejuicios antisemitas arraigados en ese continente. La Segunda Guerra Mundial terminó, (…) y, sin embargo, (…) sigue vigente el odio antijudío. Hungría constituye en la actualidad un triste ejemplo de ese flagelo: observamos con espanto el resurgimiento de grupos antisemitas en ese país, que constituyen una amenaza fundamental para la democracia y el fomento de una sociedad inclusiva.

En su Parlamento, el partido derechista Jobbik, ocupa el tercer lugar por su número de diputados, agrupación que no ahorra ni en su discurso ni en su estética, epítetos y amenazas antisemitas. Este órgano de porpaganda judeosionista en argentina también informo en la misma edición sobre el avance de la derecha en Grecia y Francia, los populismos latinoamericanos que cobijan el antisemitismo bajo la forma de un antiisraelismo “políticamente correcto” y las apariciones domésticas de acciones contra las instituciones o personas, judías que demuestran según ellos que la tarea de llevar el mensaje de “convivencia en la diversidad cultural, que deviene de la Shoá, al seno de nuestras sociedades, es aún una tarea pendiente.

La creciente presencia de organizaciones antisemitas, fascistas y xenófobas, en particular del partido Jobbik, genera profunda preocupación en la comunidad judía de ese país, en buena parte de la sociedad democrática y en el mundo judío en general. Ello ha motivado la decisión del Congreso Judío Mundial de celebrar su reunión plenaria en Budapest, lo que, junto a las manifestaciones hostiles de los militantes de Jobbik ha puesto en la primera plana periodística la amenaza que representa el hecho que constituya hoy el tercer partido en términos de seguidores y respaldo. Con el incremento de su popularidad, se han verificado ataques más violentos contra grupos minoritarios. Jobbik proclama un paradigma extremista del patriotismo húngaro, siendo sus blancos favoritos el sionismo, Israel, los Roma y la Unión Europea, congregando a personas de diversas extracciones pero que compartan estas posturas.

En su plataforma electoral se enfatiza la necesidad de combatir la criminalidad que atribuyen a la influencia “sionista”, o sea judía”

La publicación argentina continúa preguntándose: “¿Por qué se da este recrudecimiento del antisemitismo en la Hungría de hoy? Una posible explicación es que en ausencia de inmigración desde el colapso del comunismo, ciertos sectores del país se han simplemente aferrado a los prejuicios conocidos y compartidos. Otra versión sostiene que la reticencia de muchos judíos húngaros de identificarse públicamente como tales no ha hecho más que abonar las teorías conspirativas de aquellos que quieren ver una mano “oculta” en la sociedad.”

 “Si bien Hungría alberga a aproximadamente 100.000 judíos, una de las comunidades más numerosas en Europa central, la cifra de aquellos que se identifican como tales no supera el diez por ciento. Jobbik tiene 43 miembros en el Parlamento, sobre un total de 386 legisladores.” Estos temores los expreso el diputado Marton Gyongyosi ante en el Parlamento instando a que debía elaborarse un listado de judíos húngaros, especialmente aquellos que ocupan cargos en el gobierno y el parlamento, “que puedan representar un riesgo a la seguridad nacional por sus eventuales simpatías con Israel.”

Y la revista argentina nos muestra parte de las estrategias que han utilizado los sionistas desde la publicación de los famosos protocolos de los sabios de son adjudicados al infámame Dr. Herzl: “Los medios también tienen una responsabilidad significativa en denunciar y deslegitimar las teorías conspirativas”. En la revista se da cuenta de que una de las conclusiones a las que llegaron en la más reciente Asamblea del Congreso Mundial Judío fue: “solicitar condenar a los países que niegan la Shoá”, es decir la muerte de seis millones de judíos a manos de los nazis, lo cual las mismas fuentes judías de aquella época se encargaron de demostrar que era falso como se demostró en el artículo anterior. También analizaron el avance de los grupos neonazis que operan en Europa. Mientras sesionaba la Asamblea de dirigentes judíos de todo el mundo, representantes del partido de extrema derecha, Jobbik, llevaron a cabo un acto en repudio a dicho encuentro.

Recientes estudios de opinión reflejan claramente como el antisemitismo incluso antes de que iniciara la carnicería israelí contra los palestinos-, ya era mayoritario en Europa y va en aumento por ejemplo el 74% de los españoles afirma tener una mala opinión de los judíos y España es, junto a Polonia, el país europeo más antisemita, según un informe de la organización estadounidense Liga Antidifamación, titulado “Actitudes hacia los judíos en siete países europeos”.

El informe de la Liga Antidifamación hace un repaso sobre las actitudes de la población de siete países europeos respecto del pueblo judío: Alemania, Austria, España, Francia, Hungría, Polonia y Reino Unido. Según este estudio, encargado a Taylor Nelson Sofres (TNS) y con 500 entrevistas telefónicas en cada uno de los siete países, España es el país europeo cuyos ciudadanos tienen peor opinión de los judíos (74%), por delante del Reino Unido (66%), Hungría (60%) y Alemania (57%). Además, el informe concluye que España, Polonia y Hungría son los países europeos más antisemitas porque casi la mitad de los encuestados de estos países respondieron “probablemente cierto” a al menos tres estereotipos contra los judíos: que son más leales a Israel que a los países donde viven, que tienen mucho poder en el mundo de los negocios, que tienen mucho poder en los mercados internacionales financieros y que todavía hablan mucho de qué ocurrió en el Holocausto.

Así, el sentimiento antisemita, según el estudio, anida en un 48% de los españoles y de los polacos y en un 47% de los húngaros. Austria (30%), Alemania y Francia (20%) y Reino Unido (10%) albergan menos opiniones contrarias a los judíos. Por otro lado, el sondeo indica que un 31% de los europeos culpan a los judíos de la actual crisis financiera mundial, con especial mención a Hungría (46%), Austria (43%) y Polonia (38%), en tanto que en España esta opinión la tienen uno de cada cuatro ciudadanos (25%).

La Liga Antidifamación afirmó en un comunicado en su web que entregó al ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, un documento, que incluye críticas antisemitas en la ofensiva militar israelí en la franja de Gaza, las “brutales viñetas” y artículos publicados por algunos diarios nacionales y sondeos de opinión que demuestran un “alarmante incremento de las actitudes antisemitas”. Por su parte en Hungría un partido nacionalista gana adeptos invitando a “salvar a Hungría de la minoría judía que la amenaza”.

En Rumania avanza la negación de la Shoa. Y en Hungría en la década del 30 el antisemitismo húngaro asociaba a los judíos con los comunistas. Hoy los asocia con los capitalistas y los malestares de la globalización. El periodismo de ultraderecha cumple un rol central en la cosmovisión racista contra los judíos. El Magiar Forum es un semanario antisemita que recibe apoyo estatal. En su línea editorial deja en claro que detrás de los socialistas están los sionistas.

La incorporación de Hungría a la Unión fue un foco de acción nacionalista. La llegada de capitales judíos al país preocupa a los neo-nazis locales. En el mercado inmobiliario de Budapest los inversionistas israelíes están apenas por detrás de los alemanes. Todo esto refuerza en los antisemitas la sensación de dominio judío. Quien tambien aporta sus datos al respecto es el sitio de internet de propaganda judeo-sionista United with Israel, El movimiento mundial por Israel que presenta un informe publicado por el Centro Kantor de la Universidad de Tel Aviv para el estudio de la judería europea contemporánea, en el cual se ha observado un aumento del 30 por ciento en la violencia y vandalismo antisemita durante el 2012.

Según el informe, ese año fue testigo de “un alarmante aumento en el número de ataques terroristas e intentos de ataques contra objetivos judíos”. Un total de 686 incidentes antisemitas tuvieron lugar en 2012, mientras que sólo 526 tales hechos ocurrieron en 2011. Fueron 273 los casos que se trataban de violencia física contra los judíos, mientras que 190 actos de vandalismo fueron perpetuados contra sinagogas judías, monumentos y lápidas. Un total de 200 edificios comunales judíos también fueron atacados en 2012.

Francia tiene el mayor número de ataques antisemitas. Mientras que 315 se registraron en 2012, contra 177 incidentes antisemitas en 2011.

El siguiente país con un mayor número de ataques es Estados Unidos con 99 casos, el Reino Unido con 84, Canadá con 74 y Australia con 53. El informe culpa al enorme aumento en los incidentes antisemitas en Francia sobre todo tras el ataque terrorista que tuvo lugar en la Escuela Hatorah Otzar en Toulouse, que acabo con la vida de un rabino y tres niños…. simplemente porque eran judíos. Así lo confirmó Moshe Kantor, presidente del Congreso Judío Europeo (EJC) “El número total de actos antisemitas estuvo influido por un crecimiento sustancial de la violencia en Francia, sobre todo tras el ataque terrorista en la escuela Ozar Hatorah en Toulouse”.

Fascistas marchando en Hungría El informe señaló que “se observó una relación entre el fortalecimiento político de los partidos de extrema derecha y el alto nivel de las manifestaciones antisemitas”. El caso de Grecia y de Ucrania fue motivo de especial mención. Según Kantor, el 2012 “será recordado como el año en el que el nazismo político regresó a los parlamentos europeos vigentes”, y añadió: “El partido Jobbik en Hungría, el Golden Dawn en Grecia y Svoboda en Ucrania son partidos neonazis que han cruzado todas las líneas rojas en un continente en el que nunca esperó ver de nuevo un saludo de manos abiertas, símbolos como la esvástica y los innumerables ataques y soflamas contra los judíos. En tanto los parlamentarios neo-nazis húngaros y griegos han leído textos antisemitas, como los protocolos de los Sabios de Sión, durante varios debates.

Kantor se quejó que: “Como líder judío siento el peligro en las comunidades, en las calles aledañas a nuestros centros, en las sinagogas y escuelas judías. Este es un fenómeno nuevo por completo, y vemos muchos hechos que no sucedían antes. El hecho de que los neo-nazis son ahora legales en Europa es un fenómeno que debe tenerse en cuenta y estar muy atentos”.

Por su parte la Alianza de Judíos Mesiánicos de México a través de su sitio de internet denuncia que está creciendo el antisemitismo en todo el mundo. Incluso los mismos judíos ultra ortodoxos y algunos rabinos en Estados Unidos, ha protagonizado manifestaciones contra Israel argumentando un repudio al sionismo y abrazando a los enemigos de Israel, lo cual ha sido duramente criticado por los sionistas de todo el mundo.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Recuperar contraseña
Escriba su email.
El sistema le enviará una nueva contraseña a su email.