La basura de contenido exportado desde Hollywood a todo el mundo y que sirve de adoctrinamiento es en su mayoría creación judía proveniente de Israel

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Israel se clasifica #3 en las importaciones de Hollywood

Hay quienes aún dudan de que detrás de toda la cultura de la muerte, el libertinaje sexual, los antivalores, la promoción del Nuevo Orden Mundial y la descristianización que lanzan a todo el mundo las producciones cinematográficas y televisivas de Hollywood hay una mano judía que es la que provee de contenido perverso a la “Meca” de la industria cinematográfica comercial del mundo. Podría ser una sorpresa saber que un país del tamaño de Nueva Jersey (a más de 5.500 kilómetros de ese estado) se sitúa actualmente como el tercer mayor proveedor de contenido en la televisión estadounidense, detrás del Reino Unido y los Países Bajos, nos referimos a Israel.

Hollywood, conoce a Israel.

A primera vista, un país que es 60% desierto no parece tener los ingredientes para ser un semillero de exportaciones de entretenimiento pero los judíos nunca han trabajado del fruto de la tierra sino de su planes y proyectos para comerciar de la peor manera y tratando siempre de hacer le mayor mal posible.

Sin embargo en enlace judío México un sitio de propaganda se considera “nada menos que un milagro de inspiración bíblica que Israel esté tan alto en la lista” de países que exportan contenido a Hollywood. De ese tamaño es su perversidad y maldad al poner detrás de todos sus diabólicos actos a Dios como si fuera su aval, testigo y respaldo.

Desde la creación de Hollywood hace más de cien años, siempre fue un bastión de control ideológico propiedad de judíos y como prueba, los mayores y principales estudios cinematográficos fueron propiedad de judíos porque ellos reconocieron muy temprano el impacto que en la opinión pública mundial tendría este novedoso invento, y desde ahí han lanzado al mundo entero carretadas de basura descristianizadora y desmoralizadora para destruir a la sociedad mundial.

Según la versión judía publicada en enlace judío México fue apenas hace unos 16 años, que los productores y escritores israelíes comenzaron a investigar en la industria del entretenimiento desde un ángulo nuevo y con el tipo de ingenio que ha llevado a Israel a ser llamado Nación Start-Up. (El NASDAQ enumera 63 empresas israelíes, más que Europa, Japón, Corea, India y China combinados). Al darse cuenta de que los programas bien financiados con gráficos caros estaban fuera de su alcance, la “comunidad creativa” judía de Israel, basada en gran parte en Tel-Aviv, comenzó a producir conceptos de programas de televisión (también conocidos como formatos) que luego podrían vender a países con grandes presupuestos para producirlos.

Tres firmas israelíes dominan el negocio de los formatos: Armoza Formats, Keshet Media Group, y Dori Media. En conjunto, las empresas han vendido más de 100 espectáculos en todo el mundo, a países tan diversos como Indonesia, Francia y Brasil. Una actriz y productora líder israelí-estadounidense, Noa Tishby, fue pionera en la tendencia con la venta del drama de Dori Media Be’Tipul (En tratamiento) a HBO. La versión americana se llama In Treatment y ganó dos premios Emmy Prime time y un Globo de Oro durante sus tres años de carrera 2008-2010.

“Los cineastas israelíes simplemente aprendieron a contar una historia, en lugar de sólo hacer declaraciones, y Hollywood se dio cuenta de que aquí hay una gran reserva de talento”, dijo el embajador israelí Ido Aharoni, Cónsul General de Israel en Nueva York.

El año pasado, Keshet Media vendió el formato para Tu Familia o la mía de Turner Broadcasting (TBS), que tiene previsto estrenar el espectáculo de este año con Hasta la muerte de Kat Foster y Mis Chicos de Kyle Howard liderando el elenco.

El éxito del ‘thriller‘ Patria, protagonizada por Claire Danes, se basa en la serie israelí Prisioneros de Guerra, que fue producida por Keshet.  Patria  (Homeland), un espectáculo de suspenso político de Estados Unidos, atrae en promedio a 1,66 millones de espectadores por episodio. “El formato original [israelí], aunque muy diferente del resultado final de Homeland, fue tan convincente desde el punto de vista de la narración que era difícil imaginar que no tocara la fibra sensible”, dice Bert Salke, presidente de Fox Television Studios 21.

Dicho esto, Avi Armoza de Israel, CEO y fundador de Armoza Formats, señala que las empresas de Hollywood no estuvieron inicialmente abiertas a la idea de la asociación, hasta que vieron el valor comercial de los formatos internacionales. “Tomó un tiempo”, dice. “Pero no hay duda de que Hollywood popularizó y se dio cuenta de que el público de Estados Unidos se sintió atraído por la creatividad distintiva de las empresas israelíes. La comunidad creativa israelí está muy conectada a la televisión de Estados Unidos y la sigue muy de cerca. Muchos creadores se dan cuenta del potencial que existe en los EE.UU. y trabajan en sus formatos con él en mente”.

No es tanto cuestión de creatividad sino de influencia, en Hollywood se hace lo que dictan los judíos y no es un algo casual e inocente como lo presenta Enlace Judío México, sino un plan bien premeditado y con un objetivo muy claro: usar como proyector mundial la televisión de Estados Unidos para que de ahí la basura producida e ideada en Israel con contenido inmoral y contrario al bien de la sociedad se distribuya por todo el mundo.

Hollywood está tan interesado en el contenido de Israel debido a las similitudes. La “cultura” israelí es más abierta a asumir riesgos y creará formatos que pueden o no ser un éxito dice la versión judía.

Aharoni añade que cree que la relación entre las comunidades creativas de Estados Unidos e Israel no hará sino crecer más fuerte con el tiempo, a medida que más israelíes expongan y se sienten cómodos con la cultura estadounidense. “Esto es sólo el principio”, dice. “Es el comienzo del despegue.”

De hecho como también lo hemos hablado bastante en este boletín en ediciones anteriores, la cultura norteamericana del hedonismo, consumismo, frivolidad, protestantizada, promiscua, etc., es una creación directa de Israel y la influencia que los judíos de la clase dominante han ejercido en la sociedad norteamericana para convertirla en la Sodoma y Gomorra en la que se han tornado y cuya corrupción moral los tiene condenados al colapso y a la desaparición eso deben agradecer los norteamericanos a los judíos a los que ingenuamente les han abierto las puertas desde hace doscientos años.

Y esa condición de eximición y auto aniquilación es la que se busca exportar a todo el mundo a través de la influencia en la conciencia o mejor dicho en la inconsciencia del mundo que ejerce Hollywood y el perverso cerebro que opera y la manipula desde las sombras, el de Israel.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Recuperar contraseña
Escriba su email.
El sistema le enviará una nueva contraseña a su email.