La costosísima institucionalidad de los militares mexicanos hacia el Presidente, tan dañina como la de los obispos hacia un Papa hereje

2 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 52 votos, promedio: 5,00 de 5 (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Una de las virtudes más altas y apreciadas en cualquier profesión o actividad de defensa y protección es la lealtad. Pero ¿en qué momento esta virtud se puede convertir en defecto y ser perjudicial?

Esto lo vemos claramente cuando un bien temporal es puesto por encima de uno eterno y mayor y pondremos dos ejemplos de la mayor actualidad y además tan contundentes e innegables, que en ello radica la tragedia misma que nos golpea en estos momentos.

El primer ejemplo es el de las Fuerzas Armadas mexicanas que son una de las instituciones que a lo largo de las décadas, más aprecio y respeto tenían de parte del pueblo mexicano y que además, al no ser muy visibles, ni hacer labores de patrullaje, guardaban un aire y atmósfera de más solemnidad y respeto de parte de la población. Sin embargo esto ha cambiado gradualmente desde hace una década cuando se hizo con el poder Felipe Calderón y tuvo la mala idea de lanzar frontalmente al ejército contra las fuerzas del narcotráfico que no son un ejército regular sino que son una mezcla entre guerrilla y bandas criminales que no usan tácticas militares, sino que golpean y se esconden por lo que el ejército, como fuerza regular entrenada y capacitada para enfrentar a otro ejército regular, ha tenido una gran cantidad de problemas en lograr el objetivo aparente de acabar con el narcotráfico, pero esto nunca va a pasar mientras el jugoso multimillonario negocio del tráfico de estupefacientes sea protegido por políticos y funcionarios que hacen infructuosa la labor de combate y captura de los narcotraficantes a manos del Ejército y Marina mexicanos.

El negocio del narcotráfico seguirá existiendo mientras se siga promoviendo el modelo de vida sin responsabilidades de la generación actual y continúe existiendo una gran demanda de consumidores y también para satisfacer al sistema financiero anglo americano sionista que es más adicto al dinero del narcotráfico, que los mismos adictos a las drogas.

Esta mala estrategia de parte de Calderón y continuada por Peña Nieto ha causado el mayor mal a la imagen y percepción que se tiene de las Fuerzas Armadas por parte de la población mexicana, sin embargo y a pesar de no estar de acuerdo con las malas decisiones tomadas por quien se ostenta como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, aunque no tenga la dignidad para dicho honor, éstas no se han pronunciado ni mostrado su inconformidad contribuyendo con ello a blindar y respaldar el grave error al que han sido arrastrados.

Pero esto no es un asunto que se haya presentado en la última década sino que a lo largo del siglo XX las Fuerzas Armadas han quedado relegadas, de ser los garante de la soberanía y guardianes del pueblo, a ser meros guardaespaldas y protectores del presidente en turno, permitiendo que actúen con total impunidad sabiéndose respaldados por la única fuerza que podría impedir la traición a la patria en la que han incurrido desde hace más de cuarenta años todos los presidentes de la república mexicana.

Las Fuerzas Armadas como institución fundamental de la estabilidad del país, juran lealtad a la patria, la Patria es el conjunto de personas nacidas en un mismo territorio, al territorio, sus símbolos, riqueza, bienes, historia, cultura, etc., no juran lealtad incondicional a un hombre, en este caso al presidente de la república, por mucho que él sea el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, sino que juran lealtad a la patria en su conjunto y a ella únicamente se deben, por lo tanto, cualquiera que atente contra ella, sea desde dentro o desde fuera contra cualquiera de las característica nacionales antes mencionadas debe ser considerado enemigo y si es interno, también traidor.

Todos los presidentes de México de los últimos 45 años y algunos otros antes, han caído en franca traición a la patria como Plutarco Elías Calles y otros al beneficiar y obedecer órdenes externas y ajenas al interés nacional para beneficiar precisamente a esos intereses contrarios al bien de México y su población.

En todos esos casos las Fuerzas Armadas han jugado el lamentable e indigno papel de cómplice perfecto para que esos traidores que han dilapidado la riqueza nacional, entregado la soberanía a manos extranjeras, dispuesto como propio del patrimonio de todos los mexicanos y sometido el interés nacional al de intereses privados extranjeros, puedan actuar con total impunidad y protegidos de las naturales y legítimas manifestaciones de reprobación y rechazo de parte de la población ante semejantes tropelías.

En esto radica la tragedia de la abusada institucionalidad como si esta fuera el valor supremo a la que las Fuerzas Armadas puedan aspirar quedando incluso por encima de su vocación natural y fundamental la de lealtad a la patria. En México la masonería durante más de doscientos años ha ocultado y justificado las mayores traiciones como las cometidas por Benito Juárez y muchos del llamado bando liberal del siglo XIX con el cobijo de la institucionalidad en la cual en aras de no perturbar el sistema del que todos se beneficiaban y no acabar con el statu quo, todos como una gran banda de delincuentes se sometía a la voluntad y órdenes de un capo y cuando ese capo se iba, el nuevo capo se convertía en manda más y el anterior capo también se sometía a su voluntad, esa es la institucionalidad mal interpretada por ellos y desfigurada.

Las Fuerzas Armadas en aras de esa disciplina e institucionalidad mal entendida han dejado pasar toda clase de delitos contra la patria cometidos por su jefe supremo y en ello llevan su responsabilidad por cómplices pero al final del cuentas quienes pagan los abusos de unos y las complacencias de otros es el pueblo que es el que padece en su vida diaria esta tragedia.

Esto mismo pasa actualmente en la Iglesia Católica ya que en aras de esa misma institucionalidad la mayoría de los obispos del mundo, así como gran número de cardenales han cerrado filas en torno a un demencial papado que además de ilegitimo y golpista, está cometiendo traición contra lo más sagrado que es Dios mismo y su enseñanza.

Así como los militares juran lealtad a la patria y dar su vida por ella, los sacerdotes y obispos se consagran a Dios no al papa y el mal entendido voto de obediencia es exactamente la misma moneda de cambio con al cual en la Iglesia se han cometido la mayor cantidad de abusos y malas prácticas que han sido permitidas o calladas por ese voto de obediencia e institucionalidad que actúa como una Gestapo de la fe en la cual cualquier disidencia aun asistida por la verdad, la razón y el sentido común y en defensa de la verdadera doctrina, tradición y magisterio, es aplastada o amenazada con ser extirpada para no alterar el mismo orden y status quo.

Un papa hereje es la mayor tragedia para una Iglesia que ha perdido el rumbo y se ha alejado de la hoja de ruta trazada por su Fundador, sus discípulos y sucesores que es el de la salvación de las almas.

Si un papa como el actual abre las puertas a todos para que pequen sin remordimiento y no tengan que arrepentirse les está otorgando un pasaporte directo a la condenación eterna, que es el acto más perverso que cualquiera puede cometer contra otro semejante y más grave aún, si se pudiera, es el hecho de que ese que manda a la condenación a quienes lo siguen está ahí para evitar precisamente eso, es decir comete el mismo delito de alta traición, como en el caso de los presidentes mexicanos contra la patria, en el caso del papa éste pierde toda legitimidad aunque nunca la haya tenido, pero si alguien aún cree que la tenía ya no se está obligado a obedecerle, ya que cualquier cristiano y más los católicos que tenemos el auxilio de los sacramentos que es la presencia real de Dios en nuestra vida, tiene como su más alto anhelo ganar su salvación eterna, para eso fue enviado al mundo y esa es su única razón de existir, si cualquiera se interpone con nuestro camino hacia la salvación o adultera el significado o fin de los sacramentos estamos obligados a no obedecerlo, ya que nuestro compromiso primordial está puesto en Dios.

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!