Resurge en Europa el repudio hacia los judíos y estos reaccionan como siempre: con rabia, odio y exigiendo venganza

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

El Presidente del Congreso Judío Mundial advierte de «repercusiones negativas» contra Islandia por boicotear a Israel. Así lo aseguro Ronald Lauder heredero de la fortuna de cosméticos Estee Lauder y el presidente del Congreso Judío Mundial que denunció airadamente al gobierno de Islandia por no montar una oposición a la decisión del consejo de la ciudad de Reykjavik a boicotear los productos israelíes.

Lauder, que se sabe que es un estrecho colaborador del primer ministro Benjamin Netanyahu, instó al Gobierno de Islandia para hacer «un gesto público dramático que demostrará a la gente de Islandia y el mundo que estos boicots son erróneos y contraproducentes».

 Todo surgió porque el ayuntamiento de la capital de Islandia en su legitima libertad y autonomía aprobó una resolución indicando que el municipio boicotearía todos los productos fabricados en Israel, un movimiento que estalló en Israel como un «volcán de odio.»

 Islandia Magazine informó en su sitio web que la medida fue propuesta por Björk Vilhelmsdóttir, un concejal con la Alianza Social Demócrata, que se retira de la política. Según el informe, el movimiento afirma que la ciudad de Reikiavik boicoteará productos israelíes «, siempre y cuando la ocupación de los territorios palestinos continúe.»

 Lauder expresó insatisfacción por «el silencio de la dirección política de Islandia sobre este importante asunto.»

 «Instamos al gobierno de Islandia a actuar en contra de este boicot», dijo en un comunicado de prensa distribuido a los medios de comunicación por el Congreso Judío Mundial. «Es injusto, y podría tener repercusiones negativas para el buen nombre de Islandia en la escena internacional. Tenemos que saber cuál es la posición oficial del Gobierno de Islandia es en ese sentido, y lo que se pretende hacer de esta convocatoria de boicot».

 Como siempre actúan los judíos no sólo no reconocen que son la causa del problema sino que ante cualquier crítica esgrimen la amenaza y el chantaje de las repercusiones en lugar de aceptar que son los culpables de lo que ahora les ofende.

Incluso el Congreso Judío Europeo dijo que estaba considerando una reparación legal sobre la medida ayuntamiento.

«Esto es claramente una medida discriminatoria y ya hemos solicitado asesoramiento que podría romper la ley y los tratados internacionales», dijo el presidente Moshe Kantor de EJC en un correo electrónico a la prensa.

 «Una vez más vemos una nación, sobre todos las demás, sometida a una prohibición y el boicot, y nos gustaría pedir a aquellos que buscaban este boicot si se trata de una mera coincidencia que esta nación también pasa a ser la única nación judía en el mundo.

 «Muchos han dicho que van a empezar con Israel y luego explorar otras situaciones, y ninguno ha ido siempre más allá de Israel», continuó, llamando a la decisión un «caso de la discriminación, el odio deformado y singularizar a una nación en el mundo para el oprobio».

«Es hora de que el mundo vaya a combatir y dejar que estas personas entiendan que el odio y la discriminación no puede venir sin ramificaciones. Hay leyes y procedimientos que deben proteger a un pueblo o de una nación de tales movimientos y vamos a estudiar detenidamente todas las vías posibles para luchar contra esta ley».

 Y que lo digan ellos que basan sus relaciones personales, publicas comerciales y políticas con los no judíos en base al odio y la discriminación.

Pero el caso de Islandia no es único ya que como hemos informado en pasadas ediciones de este boletín, en Europa hay un creciente movimiento antijudío en muchos países principalmente en los que más o por mayor tiempo se han asentado los judíos y por ello el surgimiento de oleadas de rechazo a sus prácticas aparecen por todos lados.

 Uno de estos casos se está dando en el Reino Unido, en donde la frase: «¡Peguen a la escoria judía!» se multiplica por muchas partes.

 El creciente antisemitismo que se vive en las calles de las ciudades británicas hace que un 45% de judíos del Reino Unido no vean su futuro en el país. Una situación similar a la que se respira en otras urbes europeas.

 Casi la mitad de los judíos que viven en el Reino Unido quiere marcharse: es el resultado de una encuesta realizada por la organización británica Campaña Contra el Antisemitismo.

El dato se conoce al mismo tiempo en que los videos virales del israelí Zvika Klein en las calles de París y el musulmán Hamdy Mahisen, que se filmó a sí mismo en Milán, confirman el ambiente existente en el continente europeo.

 En un experimento coordinado en varias ciudades europeas, los voluntarios judíos que recorrieron las calles de Copenhague y Roma sufrieron agresiones similares a las soportadas por Klein y Mahisen. En cambio, unos periodistas judíos recorrieron las calles de Estocolmo y Berlín durante horas sin sufrir incidentes.

Un experimento similar fue puesto en práctica por el periodista británico Jonathan Kalmus, esta vez en dos ciudades del Reino Unido. Los resultados fueron igual de impactantes, informa un reportaje exclusivo de ‘Daily Mail’.

 «Peguen a la escoria judía» y «Judío, judío, judío… ¡Corran!», fueron las amenazas proferidas a Jonathan Kalmus en los últimos días. Sin embargo, el voluntario decidió filmar sus ‘andanzas’ por las calles de Manchester, y después lo repitió también en otra ciudad británica: Bradford. El resultado fue idéntico.

 Por supuesto que lo judíos nunca reconocerán que este creciente rechazo a ellos no se debe a otra cosa que a la mala imagen y desprecio que se han ganado a pulso desde siempre en Europa por su odio y desprecio hacia los no judíos y por las malas prácticas que los caracterizan incluso hasta entre los mismos judíos.

 Conforme el rostro de Europa se va desfigurando a consecuencia de las imparables oleadas de inmigrantes, especialmente musulmanes que están arrasando la cultura e identidad europea, muchas de estas oleadas de inmigrantes financiadas por los mismos fondos judíos, está provocando una reacción finalmente y quizá tardía de los europeos, que en un intento de defender su identidad, cultura, historia y raíces, ven como un paso necesario neutralizar la labor disolvente de los judíos que siempre han buscado destruir al cristianismo y a la civilización que se levantó con él la europea occidental, del éxito o fracaso de esta disputa depende el futuro de Europa y quizá del resto del mundo.

Fuente: RT

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!