Mayday: ¡Perú, volando a ciegas, luto de sangre!

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Es un placer dirigirme hacia más países de habla hispana, pero a su vez una profunda tristeza dar el testimonio que Perú, nuestro avíon y amada nación, es un país secuestrado, de luto, en marco de Semana Santa por la trágica muerte de el ex-presidente Alan García, por culpa de una injusticia y desgobierno, ambos manchados con sangre. Un Perú secuestrado por corrupción, delincuencia, inmigración descontrolada, degeneración de las familias y valores tradicionales, desmilitarización, manipulación de los medios de comunicación, perseguidos políticos, pobreza en aumento y estancamiento económico. Producto de un cáncer neo-marxista y el inicio de una dictadura del pensamiento. En la aviación, para que ocurra un accidente, una colisión, una serie de eventos desafortunados deben suceder en una línea temporal sin ser contenidos o revertidos. Como piloto es mi deber reportarlo.

Cronología de eventos:

Sin plan de vuelo: Año 2000, tras elecciones presidenciales se desataron revueltas populares por parte del bando perdedor, impulsadas por 3 actores políticos: El hoy prófugo de la justicia peruana Alejandro Toledo, el hoy «Dueño del Perú» y director de la ONG- IDL auspiciada por Open Society Foundations, el judío Gustavo Gorriti, y el Ex-Ministro de Vivienda Carlos Bruce, en un teatro obsceno denominado «La Marcha de los 4 suyos», denunciando un supuesto fraude electoral ‘opresor del pueblo’, teatro orquestado por George Soros, tras las sombras. Al poco tiempo, tras la renuncia y exilio del presidente Fujimori, se desató en Perú una crisis política y social, que permitió un acercamiento sutil al Lobby Neo-Marxista de Soros al Perú.

Checklist incompleto: Se designó entonces a un presidente interino por acción del Congreso de la República, Valentín Paniagua, alguien que no sólo se dedicó a preparar el terreno para que Alejandro Toledo se convierta en presidente, sino también empezó a indultar terroristas, comunistas recalcitrantes.

Despegue con terroristas a bordo: Tras manipular a la población por medio de escándalos con una aplanadora mediática sin precedentes, lograron que Alejandro Toledo sea elegido presidente, al presentarlo con la farsa de ser un «Cholo Sagrado», de raíces incaicas, un hombre honrado de éxito, emprendedor, ‘becado’ de Harvard, felizmente casado con una «Gringa» que en realidad es judía, amante de su Perú. En el momento que este sujeto asumió el poder, entró en cada órgano e institución estatal una recua comunista sin precedentes, gentes casi sin preparación alguna, pero afines a la línea ideológica de su patrón George Soros, para desestabilizar e infectar al país. Durante su gobierno, se gestaron actos de corrupción entre él, los judíos Josef Maiman (Presunto Ex-Mossad), «Avi» Dan On (Ex Mossad), Shavit (Yerno del judío Baruch Ivcher, millonario empresario de la televisión peruana) y Odebrecht, empresa que hoy se afirma no sería brasileña sino mas bien judía. Como cereza del postre, como presunto nexo entre todos al judío Gustavo Gorriti, quien a su vez fue una suerte de impulsor de campaña de Toledo. Con esas ‘perlas’, ya se imaginarán lo que pasó. De hecho, hoy en día todos esos personajes estan siendo investigados por actos de corrupcion en el marco de Lavajato Odebrecht y Ecoteva, todos, excepto Gorriti.

Error del Capitán: Alan García sucedió a Toledo, si bien en lo económico llevó el país bastante bien, tuvo falencias en el plano social al interior del país, lo cual despertó y propagó odios, desatando conflictos internos y polarización, pero su error más grande como comandante de la aeronave fue no purgar las instituciones del neo-marxismo en fase de incubación, que aquí en el Perú llamamos caviares. Incluso, me arriesgo a pensar que le hubiera evitado su trágica muerte, de la que hablaremos más adelante. El circo mediático fue la extradición del Presidente Fujimori desde Chile, su juicio y posterior condena por algunos supuestos delitos, el más sonado como «Autor Mediato» (material e intelectual jamás se pudo sustentar en juicio), de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, derechos humanos. Un juicio presidido por César San Martín, quien habría sido dirigido para dicha sentencia desde España, un tipo de sentencia por primera vez usado en el Perú, dicho juez hoy es señalado por irregularidades en favor de Ollanta Humala por el caso «Madre Mía».

Instalación de la bomba: Consecuencia de lo descrito en el item anterior, Ollanta humala, un chavista pro-comunista junto a su mujer Nadine Heredia, capitalizaron astutamente ese descontento popular para hacerse del poder. El resultado, un gobierno frivolo, en su mayoría controlado por Nadine, lleno de caviares en el gabinete ministerial, con un poder judaico más afianzado que nunca, tanto asi que Salomón Lerner Ghitis fue su primer ministro entre otros miembros de la tribu, empoderados. Gorriti, como siempre por ahí dando vueltas y consultorias vía IDL al estado, a expensas de los contribuyentes.

Reducción de la tripulación: Etapa que hasta hoy vivimos. Se inició con la llegada al poder del lobista de ascendencia judía Pedro Pablo Kuczynki (PPK), un tipo cuestionado desde sus inicios en los años 60 como funcionario del BCR a quien se le adjudicó responsabilidad en el famoso «Escándalo de la página 11», de un contrato a favor de la International Petroleum Company, propiedad de Standard Oil, del judío Rockefeller. Motivo por el cual, huyó del Perú vía terrestre por la frontera de Ecuador en la maletera de un Wolgswagen, para volver en los años 80. En las últimas elecciones, una campaña sistemática en medios de comunicación, sembró en buena parte del imaginario popular, que su contendora Keiko Fujimori suponía la vuelta a la «Corrupción de los años 90» y un categórico indulto a su padre Alberto Fujimori, ademas de ser apoyado por los partidos de izquierda y pro-comunistas del Perú, lo cual hizo posible su elección, cuestionada hasta el día de hoy. Desde que PPK asumió el cargo presidencial fue sin liderazgo y poco interés por atender los verdaderos problemas del país, fue recibido con huelgas, enfrentamientos políticos, casi sin diálogo con el partido de oposición de Keiko Fujimori, que logró una aplastante mayoría en el Congreso. PPK, como presidente vivió muchos cuestionamientos entre ellos uno bastante serio por pagos de dinero por parte de Odebrecht a la empresa, Westfield Capital propiedad de PPK, tras el cual el Congreso solicita su vacancia por incapacidad moral y de la cual sale bien librado el 21 de Diciembre del 2017, tres días después, el 24 de Diciembre emite un mensaje a la nación donde otorga un indulto humanitario a Alberto Fujimori. El caos se desató, o deberíamos decir el financiamiento de Soros y jefes, marchas organizadas por la izquierda protestaron en algunas zonas del país, fue allí donde Gustavo Gorriti buscó nuevamente protagonismo. Al cabo de algunos meses la estocada final le llegó cuando aconteció el escándalo de los «Kenjivideos» y finalmente tuvo que renunciar.

Secuestro de la aeronave y asesinato de los pilotos: En el interin, apareció ‘mágicamente’ vía IDL, un escándalo de unos magistrados corruptos que involucraban a partidos de oposicion, desde allí la prensa bautizó a Gorriti como «Paladín contra la corrupción». Tras la renuncia de PPK, entró al poder su segundo, Martín Vizcarra, ex presidente regional de Moquegua y ex Ministro de Transporte, cuestionado por dirigir el enfrentamiento del «Moqueguazo» y el escándalo «Chinchero», el cual se trataba de un contrato lesivo para el país para la construcción de un aereopuerto en Cuzco en favor de una empresa chilena, con financiamiento en casi su totalidad de fondos estatales peruanos, a modo de «prestamo», en lugar de capital chileno, como es debido. A pesar de todo y sin sangre en la cara asume Vizcarra y desde el mensaje a la nación en fiestas patrias le declara la guerra a la gobernabilidad y la paz, acusando tácitamente al Congreso de tener la culpa de todos los males del país y a su vez planteando 4 «Grandes Reformas» por referéndum. En ese momento, la prensa vendida aplaudió de pie y Gorriti por supuesto, también. Se revocó arbitrariamente el indulto de Fujimori en el TC, por presión e injerencia de la CIDH, que ya sabemos, sólo defiende a terroristas en lugar de quien los elimina. Aparecieron 2 personajes cual ídolos de Barro, nuevamente sembrados en el imaginario popular: José Domingo Pérez y Rafael Vela, los nuevos fiscales del caso Lavajato-Odebrecht, dos tipos sin mayor gracia que Batman y Robin, pero presentados como tal mediante el caso «Cocteles» por unos supuestos aportes de campaña. El más mediatico de los casos en los ultimos años, pidiendo prisión preventiva contra ¿Adivinen quién?, pues Keiko Fujimori. Así, tras emboscadas, jugarretas y morbosas trasmisiones en vivo de cada audiencia, fue que esta madre de familia, (que nunca fue gobierno a diferencia de todos los demás que hoy están prófugos o libres), se convirtió en la primera presa política del país. El secuestro de la aeronave de matrícula Perú, estaba consumado. Con la lideresa del partido de oposición tras las rejas, empezaron el festín, consultorías, vuelta al financiamiento de publicidad privada con dinero del Estado, pero sobre todo facturando esta historia como locos. Se hizo el referéndum a finales del 2018 y al darse vencedoras las ‘propuestas’ planteadas, las encuestas seguían, valga la redundancia inflando la popularidad de Vizcarra. El 31 de diciembre día en que el Fiscal de la nación debía decidir si renovar en sus cargos a esta dupla de fiscaluchos, decidió dentro de sus prerrogativas no hacerlo, fue entonces que todo el rojerío y chusma política del país, encabezada por Gorriti, salió «Enfurecida» a las calles, a luchar por la reposicion de sus fiscales, lamentablemente el Fiscal de la nación Chavarry, dió marcha atrás y luego renunció.

Volando a ciegas: Fue así que sintiéndose más poderosos que nunca cometieron su peor error, yendo por Alan García, intentando hacer lo mismo que con Keiko, acusándolo de recibir sobornos de Odebrecht, utilizando una conferencia de fachada, apoyados nuevamente por Gorriti y su IDL. Inmediatamente García pidió asilo en Uruguay, a pesar que no se lo dieron, fue tiempo suficiente para que el caso se les caiga por completo, Gorriti tuvo que retractarse, a medias como todo comunista. Entonces, el otrora capitán de la aeronave Alan García, en un gesto patriótico decidió hablar por primera vez sobre esa mafia que intentó llevarlo tras las rejas. Lo dijo fuerte y claro, mafia judia primero, mafia extranjera después, pero lo más importante es que reveló ante la opinión pública sus nombres: «Avi» Dan On, Maiman, Shavit, y por supuesto Gorriti, quien los habría traído al país por órdenes de Soros en el Gobierno de Toledo. Oficialmente se inmoló como un valiente y fue un momento sublime, pues le hizo ver al pueblo peruano que la aparente «Lucha Anticorrupción» estaba en realidad impulsada por mafiosos. La popularidad de Vizcarra empezó a caer, acompañada de más cuestionamientos por corrupción en torno a él, como que una de sus empresas cuando él era Ministro de Transporte, contrató con Odebrecht, etc. En un intento de levantar vuelo, presentó hace un mes a un nuevo gabinete ministerial y como Primer Ministro a un ex actor de telenovelas, que sin pena ni gloria fue un breve Ministro de ‘Cultura’ en la gestión de PPK, donde su acción más resaltante, fue ayudar a que varios amigos suyos encuentren financiamiento para sus películas. La falsa popularidad de el y sus gentes neo-marxistas empezaron a caer en picada y como detonante, estalló el conflicto minero de Las Bambas, donde este gabinete de quinta se encuentra en serios aprietos. Asimismo, los fiscaluchos acaban de firmar un acuerdo de «Colaboración Eficaz» con Maiman en Israel, un acuerdo que lo mas probable es que no traiga de vuelta a Toledo, sino sólo le devuelva goyerias al judío Maiman. El día 17 de Abril a la 06:51 horas (UTC-5), conocida la orden de detención premilinar contra el Ex-Presidente Alan García Pérez, un fiscal del Ministerio Público (Henry Amenábar) acompañado de efectivos de la PNP, llegó a su domicilio y se presentó en condiciones aparentemente irregulares para detenerlo (Sin la identificación, ni seguridad correspondiente ya que es de comocimiento publicó que era una persona medicada). Según fuentes oficiales, acto seguido García entró a su habitación para comunicarse con su abogado, al cabo de unos minutos sonó un disparo, tras forcejeo de la puerta de entrada la policía verificó que el líder aprista se había disparado en la cabeza, aparentemente aún con vida fue transladado al hospital e ingresó en estado muy grave, tras 4 horas de internamiento fue confirmado su fallecimiento, vía comunicado oficial a las 10:05, producto de una hemorragia cerebral masiva y paro respiratorio. Dados todos estos sucesos ¿A alguien le cabe duda que la mafia judía que reveló el difunto García es real?, pues es totalmente real, son los asesinos indirectos de Alan García junto a sus secuaces, el Ministerio Público, la prensa mercenaria y el Gobierno de Vizcarra, que en conjunto quisieron utilizarlo como trofeo político, así como lo hicieron con Keilo Fujimori, Alberto Fujimori y Pedro Pablo Kuczynki quien en el mes de Abril también entró de la misma modalidad en prisión preliminar. A Alan García no lo mató simplemente una bala en la sien, lo mató la mafia judia, el IDL Gorriti (que mencionó hasta en la ultima entrevista pública que dió, exactamente un día antes de su deceso), lo mató la fiscalia, lo mató la prensa morbosa y parcializada, lo mató el Gobierno corrupto de Vizcarra, que a partir de esta muerte cobra su primera víctima mortal. Todos ellos en conjunto, le han arrebatado a su padre a un niño de 14 años y a un partido a su líder, por culpa de una vil persecución política, un circo mediático, una carnicería que hoy enluta y avergüenza a todo el Perú.

Y es así, como finalizo este reporte de un Perú volando a ciegas, manchado de sangre, donde a diario se revelan noticias como que la Ideología de Género pretende instaurarse el próximo año en nuestro país lo cual ha desatado un escándalo en el Minedu por textos aberrantes de contenido sexual en las escuelas, un Perú donde le reconocen el «Matrimonio» a una lesbiana que se casó en otro país, Un Perú donde el gabinete obtiene «Confianza» del Congreso sólo para que Vizcarra, nuestro presidente accidental, motivado por ese odio que le genera haber caído en picada no los disuelva y que brotes terroristas se registran al interior, un Perú donde la democracia prácticamente no existe pues los presos politicos son el pan de cada día en lugar de enfrentar sus procesos en libertad. Noticias inciertas, que si siguen polarizando al país y no se resuelven pronto, lo llevarán a una colisión inminente, a menos que la política se radicalice para devolverle sustentación a estas alas que se caen, o que un caudillo como Franco o Pinochet tome el control. Como verán en mi Perú la realidad, supera a la ficcion. ¡Mayday- Mayday!

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Recuperar contraseña
Escriba su email.
El sistema le enviará una nueva contraseña a su email.