Plan secreto de Soros para crear caos en Rusia y Estados Unidos tras la elección de Trump

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
Compartir:

Artículo publicado en Noviembre de 2016

Las filtraciones de más de 2.500 documentos pertenecientes a las organizaciones no gubernamentales de Soros han arrojado luz sobre los métodos que utiliza el multimillonario para crear caos global con el fin de plantar sus ideas neoliberales por todo el mundo, afirma Tyler Durden en su artículo para el portal Zerohedge.com.

«La mejor acción posible contra la fundación de Soros es sacar a la luz lo que hace».

Según el autor, George Soros logró desestabilizar la UE a través de la promoción de la inmigración y la apertura de las fronteras. Además, dividió a la población de EEUU en dos campos opuestos tras financiar al movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan) y a la corrupta élite del país. El magnate destruyó Ucrania al instigar el golpe de Estado contra el Gobierno elegido democráticamente. Sin embargo, el único país al cual Soros no ha conseguido destruir es Rusia, sostiene el analista. Así, el pragmatismo político y el sistema de valores de los rusos, enraizados en su cultura tradicional, son los factores que no permiten que Soros imponga su voluntad y realice sus planes globales en el país eslavo. «Para Soros, Rusia es como una ballena blanca, un Moby Dick, un monstruo al cual lleva casi diez años tratando de atrapar y matar», escribe Durden.

De esta manera, el Gobierno ruso se dio cuenta de la naturaleza perniciosa de las organizaciones y fundaciones de Soros, y tomó medidas preventivas adecuadas que resultaron ser una decisión bien equilibrada.

En noviembre de 2015, la Fiscalía General de Rusia calificó la Fundación de Soros como una «organización indeseable» que representa una amenaza contra la seguridad nacional y el orden constitucional del país, además, la Fiscalía impuso una prohibición a todos los ciudadanos del país de participar en cualquier proyecto iniciado por Soros. Las autoridades rusas pusieron en marcha una investigación sobre las actividades llevadas a cabo por dos organizaciones financiadas por Soros después de que fuera aprobada la llamada «lista patriótica de exclusiones», la cual incluyó 12 entidades no lucrativas.

En junio de 2016, entró en vigor la Ley sobre las Organizaciones Extranjeras Indeseables según la cual el Fiscal y el Ministerio de Asuntos Exteriores se deben encargar de elaborar una lista oficial de estas entidades además de indicar los ámbitos de sus actividades. Asimismo, una vez que la organización sea reconocida como indeseable, sus activos deben ser congelados, las oficinas cerradas y la distribución de cualquier tipo de material prohibida.

De esta manera, concluye el experto, «es poco probable que Soros todavía disponga de fondos activos en Rusia», su fundación, que nació en Rusia en los años 90, redujo su actividad al mínimo en 2003. Asimismo, los documentos del año 2012 divulgados por DC Leaks demuestran de una manera clara lo peligrosas que eran las organizaciones de Soros para el bienestar y la preservación de la cultura rusa.

Uno de los documentos filtrados describe la reunión de algunos expertos occidentales dedicada a la «planificación estratégica de Rusia», donde discutieron las maneras más eficaces para «destruir el sistema ruso» a través de sus fundaciones durante el mandato presidencial de Medvédev. Sin embargo, al llegar al poder, Putin no permitió que se cumpliesen las esperanzas de Soros, quien, desilusionado por la situación, empezó a preparar el terreno con el fin de causar daño a la administración del presidente ruso.

Cómo Soros quiso implementar sus ideas «Durante el mandato de Medvédev fueron introducidas numerosas mejoras y concesiones importantes para las ONG. No obstante, cuando Putin regresó al poder, la situación empeoró significativamente», indica uno de los documentos filtrados.

Según el artículo, la riqueza y la influencia geopolítica de Rusia son las razones clave por las cuales Soros muestra tanta disposición a penetrar en el país. Los archivos divulgados, además, revelan una larga lista de medidas que podrían desestabilizar Rusia, con el enfoque en los temas neoliberales, a los cuales Soros suele recurrir para socavar Gobiernos. Entre ellos se encuentran los problemas de los presos políticos, la censura y el control de los medios, la inteligencia, los derechos de la comunidad LGBT, la inmigración, la educación inclusiva, los derechos de los discapacitados y el monitoreo de los gastos gubernamentales, entre otros. No obstante, los documentos de 2012 no son los únicos en los cuales Soros y sus partidarios plasmaron sus planes acerca de Rusia. Así, existe otro documento titulado «la Estrategia para Rusia, 2014-2017» en el que se indica que, a pesar del «triste retorno de Rusia a la gestión autoritaria», es importante «seguir trabajando en el país para preservar los valores democráticos y garantizar que Rusia no extienda su influencia por todo el escenario mundial». De esta manera, el llamado «Proyecto Ruso», que tiene como objetivo la desestabilización del país, incluye tres ideas principales: — «la introducción de la protección internacional a través de los ciudadanos y expertos rusos que se oponen al declive en el país»; — «la integración de los rusos en el proceso del intercambio global de ideas»; — «la garantía del cumplimiento de los derechos de la comunidad LGBT con el apoyo de las organizaciones independientes».

Además de ellas, el documento revela la disposición de Soros y de sus fundaciones de asegurar «el acceso de los grupos marginados a la representación legal justa, el acceso a los medios de comunicación independientes y la construcción de una plataforma del debate crítico y la movilización social». La colaboración con los ciudadanos rusos que no respaldan el Gobierno actual del país y la movilización de la comunidad a través de la propaganda de los medios, son los temas centrales del documento de Soros. Por lo pronto, desestabilizar un país del tamaño de Rusia le podría costar un ojo de la cara a Soros, sobre todo, después de que fue aprobada la ley contra las entidades extranjeras.

Y ahora con el reciente triunfo electoral de Donald Trump en las elecciones presidenciales norteamericanas, los propios Estados Unidos se han convertido en el siguiente foco de desestabilización de Soros y compañía para tratar de generar un clima de ingobernabilidad para Trump.

Esto ha quedado de manifiesto ya que las manifestaciones contra el triunfo electoral de Donald Trump han sido inspiradas por el portal MoveOn.org, patrocinado por el multimillonario estadounidense George Soros.

Numerosas ciudades estadounidenses se han visto sacudidas por una fuerte ola anti-Trump después de que el republicano ganase las elecciones presidenciales el pasado 8 de noviembre. Según Zero Hedge, las manifestaciones han sido inspiradas por el portal MoveOn.org, patrocinado por otro multimillonario estadounidense, George Soros.

El portal cita un comunicado de prensa de MoveOn.org que insta a los ciudadanos estadounidenses a «reunirse pacíficamente» cerca de la Casa Blanca y en otras ciudades en todo el país para «protestar contra la misoginia, el racismo, la islamofobia y la xenofobia».

«En los próximos días tendremos que levantarnos y luchar por los ideales estadounidenses», reza un artículo publicado en el sitio web de la organización progresista. Algunos internautas indicaron haber visto varios autobuses presuntamente reservados para los manifestantes anti-Trump en la ciudad texana de Austin, de lo que dedujeron que las protestas están bien organizadas y no son tan espontáneas como parecen.

Sin embargo, la empresa de transporte propietaria de los autobuses, Coach USA, ha aclarado que los vehículos fueron fletados para utilizarse como lanzaderas para los participantes en una conferencia. «Los autobuses de Coach USA no han tenido ningún papel en las protestas de Austin», informa la compañía en un comunicado citado por el canal local Fox 7.

«Soros está detrás de muchas ‘revoluciones de colores’ en otros países y está financiando una revolución en EE.UU.», ha señalado el analista político Marko Gasic en una entrevista con RT. «No sé si se puede definir como traición. Sin duda, está operando desde las asombras. Su única legitimidad es su cartera. Este es el tipo de persona que está detrás de esta protesta continuada contra unas elecciones válidas, legítimas y libres», ha destacado.

De Albania a Ferguson

No es la primera vez que la figura de Soros se ve involucrada en la promoción de protestas. En particular, el magnate impulsó las manifestaciones en la ciudad de Ferguson financiando y movilizando a activistas locales tras dotar con al menos 33 millones de dólares a varias organizaciones sociales, según el periódico ‘The Washington Times’.

En agosto de 2016 se reveló que el magnate dio instrucciones detalladas a Hillary Clinton, en aquel entonces la secretaria de Estado estadounidense, sobre cómo contener las revueltas en Albania en enero de 2011.

Soros envió a Clinton un correo electrónico, solicitando «la urgente atención de los altos cargos del Gobierno de EE.UU.» a la situación en Albania y proponiendo tres candidatos para interpretar el papel de mediadores entre la oposición y el Gobierno albanés. Varios días después de que Clinton recibiera el mensaje, la Unión Europea mandó a uno de los candidatos propuestos por Soros, Miroslav Lajcak, a reunirse con líderes albaneses con el fin de acabar con los disturbios.

Ser ‘odiador profesional’ de Donald Trump se cotiza, y mucho: 1.500 dólares a la semana
Desde hace meses se ha especulado con la idea de que se estaba pagando a ciudadanos para manifestarse contra Donald Trump. Ahora que ha sido elegido, algunos de los que fueron contratados lo están contando.   

STOP TRUMP: Hasta 1.500 dólares a la semana. De 15 a 18 dólares la hora de media, más bonus y horas extras. Sin experiencia previa requerida, a tiempo completo o parcial, también en turnos de fin de semana…

El rumor se extendía por los Estados Unidos desde hace meses, algunos de los que se han aprovechado de las ofertas para ganar dinero por protestar contra el recientemente elegido presidente de los EE UU lo han contado con pelos y señales: “Me dieron 3.500 dólares por protestar en la manifestación contra Donald Trump en Fountain Hills (Arizona). Contesté a un anuncio de Craiglist en el que se reclamaban actores para un acto político. Hice una entrevista y fui contratado“, narra Paul Horner, un actor de 37 años.

Aquella manifestación tuvo  lugar en el mes de marzo y, según recoge ABC News, los partidarios de Trump en un primer lugar acusaron a la candidatura de Benie Sanders, el socialista miembro del Partido Demócrata y opositor a Hillary Clinton. Sin embargo, El propio Horner considera que quienes le contrataron “debían ser de la campaña de Hillary Clinton”.

El cheque con la paga por los servicios prestados estaba a cargo de un grupo llamado ‘Womens are the future’, según explica Horner, que fue advertido de que si alguien le preguntaba por el pagador “yo debía empezar a hablar de los genial que es Bernie Sanders”.

“Creo que yo fui mejor pagado porque era blanco y había recibido clases de lucha callejera y boxeo unos años atrás” explica Paul Horner

Mujeres y niños cobran la mitad

Según el relato de Horner, la mayoría de la gente que estaba presente en la manifestación la reconocía porque había coincidido con ellos en las entrevistas o en el día del ensayo. Uno de los detalles más sorprendentes es que la retribución variaba según el origen de los contratados: “Hablando con algunos de ellos, me enteré de que a los latinos sólo les pagaban 500 dólares, a los musulmanes, 600; y a los afroamericanos, 750. No creo que hubieran buscado asiáticos”, prosigue Horner.

Por si esto no fuera suficiente, Paul Horner asegura que “las mujeres y los niños cobraban la mitad de lo que lo hacíamos los hombres y los ilegales cobraban 300 dólares. Creo que yo fui mejor pagado porque era blanco y había recibido clases de lucha callejera y boxeo unos años atrás”.

Según el testimonio de Horner, durante las seis horas de entrenamientos y ensayos previos a la protesta, estuvieron elaborando lemas, fueron capacitados para responder a interpelaciones de partidarios de Trump y les dieron camisetas con leyendas com ‘Fuck Donald Trump’.

Así que ahora Soros enfrenta quizá su mayor desafío en su larga carrera de sicario político y como agente de bolsa de la familia Rothschild al enfrentar al mismo tiempo la desestabilización de Rusia y el gobierno de Putin y el recientemente electo Donald Trump. Sin duda Soros enfrenta su hora de la verdad en la cual podría quedar aplastado por ambos trenes a los cuales intenta descarrilar.

Fuente: Sputniknwes.com, RT, Actuall

Compartir:

Deja un comentario

9 + dieciocho =

  Acepto la Política de Privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: BIIE
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Su consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contact@biie.org
  • Información adicional: Más información en Política de Privacidad
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revise nuestra Política de Privacidad, donde encontrará más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!