Las atrocidades diabólicas del Sínodo Amazónico de Bergoglio tuvo hace años su origen con el patrocinio del Banco Mundial cuando se inauguró el Año de la Misericordia con un aberrante espectáculo masónico, feminista y ecologista de New Age

4 votos, promedio: 5,00 de 54 votos, promedio: 5,00 de 54 votos, promedio: 5,00 de 54 votos, promedio: 5,00 de 54 votos, promedio: 5,00 de 5 (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Francisco lleva adelante una apuesta imposible de cumplir: quedar bien con Dios y con el diablo. Tal pareciera que en su obsesión por ser aceptado y aplaudido por el mundo que siempre ha rechazado el mensaje de Cristo y que siempre ha tratado de destruir a su Iglesia, ha realizado alianzas con toda clase de gente, en su mayoría enemigos declarados de la iglesia y de Cristo como ya se ha documentado ampliamente en ediciones anteriores de este boletín, para ganarse al mundo a su causa.

Y una de las causas en las que más se ha obsesionado Francisco es nada más y nada menos que ser el primer papa verde de la historia un ecopapa que antes que el bienestar espiritual de los humanos busca el rescate de la naturaleza y de la madre tierra, la Gaia de la cual el si es verdadero vicario y pontífice máximo.

En esta misión ecológica que junto con su defensa de los pobres, él ha tomado como sus banderas, ha llevado a cabo una perversa alianzas nada más y nada menos que con el Banco Mundial, causante, junto con el FMI y otros organismos que impulsan el Nuevo Orden Mundial, de crear las condiciones que han sumido en la pobreza a cientos de millones de seres humanos en el planeta y de paso depredado los recursos naturales y afectando gravemente el ecosistema, a los cuales Bergoglio dice defender por sobre todas las cosas. Así que aquí tenemos un gran contrasentido de la misión autoasignada de francisco que por un lado defiende a los pobres y a la naturaleza lo cual es de lo más loable pero al mismo tiempo, departe y se alía con estos que son responsables de sumir en la pobreza a estos millones de seres humanos en todo el mundo y destruir -en su afán de ganancia- la naturaleza, lo cual de entrada ya es una gran hipocresía pero además como fruto de esta alianza fue convertir la sede de la iglesia universal en un gran auto cinema de la nueva era y además despojado de cualquier relación y mención a Cristo o a la iglesia.

Esto es lo que se pudo apreciar en el horrendo espectáculo llevado a cabo sobre las paredes exteriores de la basílica de san Pedro con el patrocinio del Banco Mundial para que Bergoglio pudiera hacer la inauguración hollywoodense del año de la fe con un espectáculo digno de juegos olímpicos en el cual se dio rienda suelta todo lo que es la New Age o Nueva Era con lo cual se busca sustituir a la religión católica en particular y cristiana en general por una nueva religión pagana de culto a la tierra, como la que se muestra en la “encíclica” Laudato Si de Bergoglio que se publicó en meses recientes y que al igual que este espectáculo, levantó y sigue provocando un torrente de críticas de muchos sectores especialmente de dentro de la iglesia contra la forma en la que Bergoglio hace las cosas y las presenta como si toda la iglesia universal lo respaldara y estuviera de acuerdo con semejantes cosas.

A continuación pasamos revista a algunas de las muchísimas críticas que ha levantado el show ecologista anticristiano que se montó por el Banco Mundial con el beneplácito del Bergoglio en la basílica de San Pedro.

“El 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, así como la apertura del Jubileo extraordinario de la Misericordia, Francisco ha permitido a los partidarios del cambio climático y los defensores del control de población proyectar un espectáculo de luces en la fachada y la cúpula de la Basílica de San Pedro en Roma – la iglesia más importante en el mundo católico – con el fin de “inspirar el cambio en torno a la crisis del clima.”

El espectáculo titulado “Iluminando nuestro hogar común” proyectó sobre San Pedro imágenes de nuestro mundo natural compartido” con el fin de “educar e inspirar el cambio en torno a la crisis climática a través de generaciones, culturas, lenguas, religiones y clases”, afirma una nota de prensa de uno de los patrocinadores del evento.”

El vocero del Vaticano para el evento, el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, calificó el evento “único… por su género y por el hecho de que está siendo representado por primera vez en un escenario tan significativo.”

Sin duda es único y ojala no se vuelva a repetir.

Fisichella, que además hizo ese día una propuesta de excomulgar ipso facto a quienes criticáramos a Bergoglio, dijo que el espectáculo de luces en el Vaticano es significativo en vincular la encíclica “Laudatio  si” del Papa Francisco con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cop21) actualmente en curso en París. El Vaticano ha mostrado su firme apoyo a la conferencia. Tener el show tras la ceremonia de apertura del año de la Misericordia también vincula el mensaje del Papa sobre la “misericordia” para luchar contra el “cambio climático”.

Los líderes pro-familia y pro-vida de todo el mundo siguen siendo escépticos sobre la supuesta orden del día de la Conferencia de París de la lucha contra el llamado “calentamiento global de origen antropogénico”, advirtiendo de que “salvar el planeta” en lenguaje “calentólogo” se traduce en una iniciativa anti-humanidad que se dirige a las naciones, sociedades y familias.

Pero Francisco no está solo en esta proyección del credo de la nueva era sobre la basílica de San Pedro sino que contó con el respaldo financiero del Banco Mundial, creado en 1945 para reconstruir una Europa devastada por la guerra, pero que desviado de su noble origen desde hace décadas tiene una larga historia de financiar sin descanso programas de aborto y anticoncepción en países en desarrollo bajo la bandera de “acabar con la pobreza extrema” y “potenciar la prosperidad compartida”.

Los líderes pro-vida han denunciado la agenda en que tras ella lleva encubierto programas de control de natalidad para reducir las poblaciones consideradas por las élites occidentales como indeseables.

Algunos otros de los involucrados en la hollywoodisación de la Santa Sede fueron Obscura Digital, organización con sede en San Francisco, tiene su nombre derivado de la raíz latina que significa “oscuro”. La compañía se especializa en la creación de “experiencias de inmersión que cambiarán la forma de pensar sobre el mundo que te rodea”, utilizando proyecciones holográficas, animación 3D y visualización dinámica.

El equipo de artistas, programadores, constructores y técnicos de Obscura son maestros de la manipulación mediante luz y sonido. La organización ha trabajado en el pasado en proyectos sobre el cambio climático con la ONU para mostrar el “efecto de la actividad humana sobre el medio ambiente” y emitir un “llamado a soluciones globales”. Los clientes de la organización incluyen Apple, Google, Disney, Vulcan Productions, Nike, Nasa, Facebook, y la UNESCO.

Oscuro y prohibido simbolismo

Hay mucho oscuro y prohibido simbolismo detrás del evento y las organizaciones patrocinadoras están conectadas extrañamente a prácticas ocultas paganas, la adoración de la naturaleza, y el sacrificio humano a través de aborto y el control de la población.

El espectáculo se titula “Fiat Lux: Iluminar nuestro hogar común.” “Fiat Lux” es el primer comando emitido por Dios en el principio de la creación: “. Sea la luz” En lugar de que la Iglesia presentara a Jesucristo como la luz del mundo, las organizaciones seculares con nombres de dioses paganos van, literalmente, “oscureciendo” la Iglesia a través de su propio espectáculo de luz deslumbrante.

San Pablo advierte a los corintios estar en guardia sobre Satanás, que dice “se disfraza como ángel de luz.” Es como si a través de esta frase los organizadores están tomando simbólicamente el lugar de Dios y la creación de nuevo el mundo de acuerdo a su propia imagen y semejanza.

El espectáculo de luces tiene lugar en el día de la fiesta mariana más importante para los católicos, la Inmaculada Concepción, en la que los católicos celebran a María siendo concebido en el vientre de su madre Ana sin la mancha del pecado original. María siempre ha sido vista por los católicos como un arquetipo de la Iglesia desde que llevó a Cristo dentro de ella como el primer tabernáculo y luego le dio a luz en el mundo.

El Banco Mundial, con sus manos ensangrentadas por aborto y el control de la población no tiene un lugar de trabajo con el Vaticano en un programa que supuestamente revelará a las imágenes del mundo de lo que el arzobispo Fisichella llamó “la misericordia, de la humanidad.” Esto es simplemente enfermo y retorcido.

El influyente sitio católico de internet Adelante la Fe publicó sobre este acontecimiento: Sí, también a nosotros nos pareció muy lamentable el aberrante espectáculo audio-visual ecologista, tipo new age, que se proyectó sobre la fachada del Vaticano. El león nos recordó la advertencia paulina del diablo como león rugiente buscando a quién devorar y los lobos nos hicieron remembrar a los que se disfrazan de ovejas y son falsos profetas. Éstos son los que destruyen la «ecología» espiritual de la grey católica y proyectan imágenes en la Casa de Dios como si fuera ésta una pantalla cinematográfica para un espectáculo mundano con mensajes de una entidad de la ONU. ¿Cómo pudo permitirse tan aberrante dislate? ¿Qué habría hecho Cristo quien expulsó a latigazos a quienes convirtieron el templo en mercado y a quienes fustigó diciéndoles: «Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones»? Naturalmente, no faltará quien intente justificar este inaudito suceso jamás imaginado, pues, en verdad, hay de todo en la viña del Señor.

No sé cómo se habrá sentido en el cielo el bueno de San Pedro, al ver su Plaza engalanada para la vigilia masónico-espectacular del pasado día 7 de diciembre. Al fin y al cabo su cuerpo está enterrado en las Grutas Vaticanas, y la cúpula de la Basílica que lleva su nombre ha sido referencia -durante siglos-, para toda la Cristiandad. Tampoco sé cómo se sentirán en la eternidad los papas que construyeron la Basílica del Príncipe de los Apóstoles. Y mucho menos los Miguel Angel, Berninis y demás artistas que pusieron su genialidad al servicio de la Iglesia para edificar la gloriosa Sede de Pedro, donde reside el Vicario de Cristo, mucho antes de que el propio Vicario peleara por ser considerado exclusivamente Obispo de Roma.

El caso es que se ha llevado a cabo una demostración de luz, color y sonido llamada Fiat Lux: Iluminando la Casa Común. He de confesar que eso de la Casa Común ya de por sí me hace encapotar las orejas y se me agolpan las moscas detrás de los pabellones auditivos. Ya de entrada suena a masónico y por supuesto a Laudato Sii (que es la versión masónico-descarada de la ecología cristiana de los últimos tiempos). Digan lo que digan los pusilánimes. Ecología anticristiana, compulsiva, recurrente y anti-sobrenatural.

Además de esto ha aparecido en la predicación de Francisco el Feminismo Teológico, para gusto y disfrute de monjas americanas y europeas y teólogos de nota reivindicativos. Francisco hace algo más que un guiño a la Teología Feminista, que estaba esperando que se abriera la Puerta de la Misericordia para ella. Féminas-Teólogas y Teólogos-Feministas han recibido ya el primer gesto del Papa en este año de la Misericordia: no estáis tan equivocados. Dios es Padre y Madre.

El segundo es que no hay que intentar convertir a los judíos, porque ellos también están en la promesa de Dios. Toma ya. Este debe ser el segundo gesto del papa en este año de la Misericordia: Los judíos no tienen que convertirse. No hace falta. Ellos no están en el grupo de hipócritas y fariseos que deberían pasarse el año entero debajo de la puerta santa, aunque probablemente ni por esas los perdone Dios.

Pues bien: yo sigo pensando que Dios se ha revelado como Padre y que Dios es Padre y no Madre. Y sigo pensando asimismo que los judíos tienen que convertirse para salvarse, porque no han creído en el Hijo de Dios.

Cualquier otra cosa que se diga es una falsedad, un engaño, un timo, una falacia y una superchería.

A lo largo de la función patrocinada por el Grupo del Banco Mundial, imágenes de leones, tigres y leopardos de proporciones gigantescas se sobreponían a la fachada de San Pedro, que se eleva precisamente sobre las ruinas del circo de Nerón, donde las fieras devoraban a los cristianos. El juego de luces daba la impresión de que la basílica se ponía boca abajo, se disolvía y se sumergía. Sobre la fachada pasaban peces-payaso y tortugas marinas, poco menos que haciendo pensar en la licuefacción de las estructuras de la Iglesia, desprovista de todo elemento que pudiera aportarle solidez. Un enorme búho y extraños animales aéreos sobrevolaban en torno a la cúpula, y monjes budistas pasaban caminando como dando a entender que hay un camino de salvación alternativo al Cristianismo. En ningún momento apareció símbolo religioso alguno ni la menor alusión al Cristianismo; la Iglesia cedía el paso a la naturaleza soberana.

Se trata de un concepto radicalmente evolucionista que coincide en buena parte con el de Teilhard de Chardin. Dios es la «autoconciencia» del universo que evolucionando se vuelve consciente de la propia evolución. No es casual la cita de Teilhard en el párrafo 83 de Laudato sì, la encíclica del papa Francisco en la que filósofos como Enrico Maria Radaelli y Arnaldo Xavier da Silveira han destacado puntos que discrepan de la Tradición católica. Y el espectáculo Fiat Lux se ha representado como un manifiesto ecologista que tiene por objeto expresar en imágenes la encíclica Laudato Si.

En el diario Libero, Antonio Socci, la ha definido como «una puesta en escena gnóstica y neopagana con un inequívoco mensaje ideológico anticristiano», y señala que «en San Pedro han preferido que, en la fiesta de la Inmaculada Concepción, en vez de celebrar a la Madre de Dios se celebre a la Madre Tierra, a fin de propagar la ideología dominante, la de la “religión del clima y la ecología”, la religión neopagana y neomalthusiana, respaldada por los poderes fácticos del mundo. Es una profanación espiritual (y también porque ese lugar, no lo olvidemos, es un lugar de martirio cristiano)».

«Por tanto -ha escrito por su parte Alessandro Gnocchi en Riscossa Cristiana– no ha sido el Estado Islámico quien ha profanado el corazón de la Cristiandad, ni los extremistas del credo laico los que se han burlado de la fe católica, ni los artistas blasfemos y coprolálicos a los que ya estamos acostumbrados los que han ultrajado la fe de tantos cristianos. No había necesidad de registrar a los visitantes y hacerlos pasar por el detector de metales a fin de impedir el ingreso de los vándalos a la ciudadela de Dios: ya habían penetrado en la fortaleza y activado la bomba multicolor ante la televisión mundial a salvo desde la sala de control».

Los fotógrafos, ilustradores y publicistas que han realizado Fiat Lux saben lo que representa la basílica de San Pedro para los católicos, la imagen material del Cuerpo Místico de Cristo que es la Iglesia. Los juegos lumínicos proyectados sobre la basílica tenían una intención simbólica, antitética de lo que representan todas las luminarias, las lámparas y el fuego, que han transmitido a lo largo de los siglos el significado de la luz divina. Esa luz se apagó el 8 de diciembre. Entre las imágenes y luces proyectadas sobre la basílica faltaban las de Nuestro Señor y la Inmaculada, cuya fiesta se celebraba ese día. La Plaza de San Pedro estaba inmersa en la falsa luz que porta el ángel rebelde, Lucifer, príncipe de este mundo y de las tinieblas.

Decir luz divina no es una metáfora, sino una realidad, como son también reales las tinieblas que envuelven actualmente al mundo. Y en estas vísperas de la Navidad, la humanidad espera el momento en que la noche se iluminará como el día «nox sicut dies illuminabitur» (Salmo 11) y se cumplirán las promesas que hizo la Inmaculada en Fátima.

 ‘Sacrilegio’ Líderes católicos reaccionan ante el Show de Luces de Cambio Climático en el Vaticano

Aullidos, gruñidos y rugidos de animales, junto con imágenes de los centros urbanos superpoblados, representaciones de la contaminación, e imágenes negativas de la industrialización, aparecieron en la fachada de la Basílica de San Pedro durante un gran y publicitado espectáculo de luces sobre el “cambio climático” .

El espectáculo fue el final de la celebración de apertura del Año de la Misericordia declarado por Francisco. El evento fue visto por  miles de personas en la Plaza de San Pedro, junto con millones estimados en todo el mundo a través de los flujos.

“Lamento que la fachada de San Pedro se ha convertido en un escenario de propaganda para el fraude científico conocido como” calentamiento global, catástrofe causada por el hombre ‘”, dijo a LSN Steven Mosher, presidente del Population Research Institute.

“Estoy enfermo al pensar que este espacio sagrado – Basílica de San Pedro -. Sea el telón de fondo para una mayor difusión de este fraude, cuyo objetivo final es imponer un” impuesto sobre el carbono “en los países desarrollados Este impuesto  lo que hará será paralizar el crecimiento económico global y socavar la democracia, sus ganancias se usarán para financiar aún más los programas de control de la población del mundo en desarrollo “, dijo.

Robert Royal, presidente de la Fe y la Razón Instituto con sede en Washington y un prominente comentarista católico, lo calificó de “muy malo” ya que tiene un “mensaje ecologista radical” y se ha proyectado en San Pedro.

“Este es el tipo de cosa que los políticos ideológicos hacen, como proyección del arco iris del presidente Obama en la Casa Blanca después de que la Corte Suprema aprobó ‘matrimonio gay’. La Casa Blanca es la casa del pueblo, de todos los estadounidenses, pero San Pedro es incluso mucho más universal que eso. ” “Proyectar un mensaje ecologista radical –   que resulta de un acuerdo internacional, da idea  de la irrealidad del enfoque – pareciera hacer de la Iglesia una ONG   internacional más, algo que Francisco ha advertido explícitamente que no debería ser “, dijo a LSN.

“Si el Vaticano emitiera de manera similar llamadas fuertes y de alto perfil a los gobiernos del mundo para acabar con el aborto, muchas vidas podrían salvarse. El espectáculo de luces de San Pedro es una clara demostración de la trágica verdad que este papado tiene las prioridades equivocadas “, dijo a LSN.

El director de programas de Travis Threlkel, fundador y director creativo de Obscura, dijo en una entrevista de agosto cuando se habla de la versión de Nueva York del espectáculo que se proyecta sobre el Empire State Building, que las deidades paganas fueron incorporadas específicamente en la presentación. Él dijo que el espectáculo contó con la diosa griega pagana Gaia, un griego Madre Tierra que ha sido apropiada por los adoradores de la naturaleza, junto con Aya, una diosa madre babilónica asociado con el sol naciente y con el amor sexual.

Fue al final de la serie de Nueva York que sorprendentes imágenes de los rostros de varias diosas paganas fueron proyectadas en el edificio. Visualiza Predominantemente era una imagen de Kali, la diosa hindú de la muerte y la destrucción. Kali, quien fue representado con una lengua roja sangre de largo y cuyo nombre significa “el negro”, prometió riqueza a los que sacia su sed de sangre de los sacrificios humanos. Sacrificios humanos diarias de los niños pequeños se les ofreció en sus altares en la India hasta hace 200 años. Ella ya ha sido apropiada culturalmente por la espiritualidad de la Nueva Era como una especie de diosa Madre Tierra.

El Comentarista católico P. John Zuhlsdorf escribió en su blog que el evento fue “irreverente” e incluso una forma de “sacrilegio”.

“San Pedro es, sin lugar a dudas, un lugar sagrado, dedicado por la Iglesia para fines sagrados. El uso de este Sacro edificio  lugar (donde fue martirizado y enterrado San Pedro,  lugar de peregrinación, etc. etc. etc.) como  pantalla de proyección para los meros propósitos seculares es el tratamiento irreverente “, escribió.

Padre Zuhlsdorf citó el Diccionario católico que define sacrilegio como el “tratamiento irreverente de las cosas sagradas, personas o lugares, es decir, aquellos dedicados a Dios o la Iglesia para fines sagrados. Es un pecado contra la virtud de la religión “.

“Esto ha ido más allá de ridículo”, dijo.

El sacerdote dijo que la imagen del león proyectada sobre San Pedro le hizo pensar en un pasaje de la primera carta de San Pedro: “Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resistidle firmes en la fe, sabiendo que vuestros hermanos que están en el mundo soportan los mismos sufrimientos“(1 Pedro 5: 8-9).

Podríamos seguir mostrando otros ejemplos de las duras críticas que ha provocado este espectáculo pero con estos es suficiente para dejar bien en claro el trasfondo de los que sucedió ese día sobre la basílica de san Pedro y que esto además y desgraciadamente no terminara ahí sino que sin duda será el inicio de una nueva fase de ataques contra la iglesia y lo peor es que ahora provienen de la misma cabeza de ella.

Con información de: Adelante la Fe, lifesitenews, http://secretummeummihi.blogspot.com,

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!