El extraordinario caso de San Maximiliano Kolbe: Santo antisemita, apoyado por los judíos para llegar a los altares a quienes condenó pero dio la vida por ellos

1 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 51 voto, promedio: 5,00 de 5 (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

San Maximiliano Kolbe fue un aguerrido sacerdote franciscano polaco muerto en 1941 en el campo de concentración de Auschwitz, a manos de los nazis. Su vida presenta muchos contrastes según los criterios políticamente correctos de nuestros días. En su trabajo dejó testimonio de su celo por la Iglesia y su valentía para denunciar los grupos ocultos de poder a los cuales combatió con vigor realizando una fructífera labor dentro del periodismo católico, durante su juventud cursó estudios de filosofía en la Universidad Georgiana de Roma, por la que se graduó en 1915, y de teología en la Facultad de Teología de San Buenaventura de la misma ciudad, que terminaría en 1919.

Durante esa etapa de formación en la capital italiana creó, por sugerencia del rector Esteban Igundi, la Milicia de la Inmaculada junto con otros de sus compañeros. Fundada en 1917, la agrupación se extendería posteriormente por todo el mundo. A su regreso en Polonia en 1922 inició su apostolado mariano con la revista Rycerz Niepokalanej, primero en Cracovia, posteriormente en Grodno (1923) y, desde 1927, en la Ciudad de la Inmaculada, que el propio Kolbe fundó a cuarenta kilómetros de Varsovia, a través de las cuales dirigió una campaña de denuncia contra la masonería y los judíos sionistas.

En 1930 viajó a Japón, donde fundaría, en la región de Nagasaki, la segunda Ciudad o Jardín de la Inmaculada. Editó además una revista mariana en lengua nipona. Proyectó crear nuevas misiones marianas en Corea, China e India, pero diversas dificultades se lo impidieron. De vuelta a Polonia, fue otra vez el superior de la Casa de la Inmaculada y cobró gran popularidad. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial fue deportado dos veces a Alemania por los nazis.

Sus detenciones podrían resultar incompresibles considerando que desde sus publicaciones hizo severas críticas al sionismo y a mucho del pensamiento judío, lo cual según la versión histórica aceptada le hubiera ganado el respaldo de los nazis pero pasó todo lo contrario, se convirtió en un objetivo político de la Gestapo, ya que San Maximiliano que los intereses bancarios judíos financiaron el ascenso de Hitler al poder, para luego al final de la guerra se tuviera el ambiente propicio a nivel mundial, que permitiera el surgimiento del estado de Israel en territorio palestino.

San Maximiliano en diversas ocasiones denunció que: “El hombre ha sido redimido. Cristo ha fundado su Iglesia sobre la roca. Una parte del pueblo hebreo reconoció en Él al Mesías; los otros, sobre todo los fariseos soberbios, no quisieron reconocerlo, persiguieron a sus seguidores y dieron curso a un gran número de leyes que obligaban a los hebreos a perseguir a los cristianos.

Estas leyes, junto a narraciones y a apéndices, hacia el año 500, formaron un libro sagrado, el “Talmud”. En este libro, los cristianos son llamados: idólatras, peores que los turcos, homicidas, libertinos impuros, estiércol, animales de forma humana, peores que los animales, hijos del diablo, etc. Los sacerdotes son llamados adivinos y cabezas peladas (…) a la Iglesia se la llama casa de estulticia y suciedad.

En este boletín ya hemos dado cuenta de muchas de las barbaridades diabólicas contenidas en el talmud, además hemos informado que a partir del 2005 se convirtió en libro de texto obligatorio, en las escuelas de educación básica de los niños israelíes. También san Maximiliano se ocupó constantemente de hacer del conocimiento público la opinión que los dirigentes judíos tienen sobre el resto del mundo.

Por eso no dejaba de señalar que para los judíos: “Las imágenes sagradas, las medallas, los rosarios, son llamados ídolos. En el “Talmud”, los domingos y las fiestas son considerados días de perdición. En este libro se enseña, entre otras cosas, que a un hebreo le está permitido engañar y robar a un cristiano, pues todos los bienes de los cristianos – está escrito – “son como el desierto: el primero que los toma se hace dueño”.

Esta obra que recoge doce volúmenes y que respira odio contra Cristo y los cristianos, es considerada por estos fariseos un libro sagrado, más importante que la Sagrada Escritura”. En ocasión del Congreso Internacional de los masones, celebrado en Bucarest en 1926, San Maximiliano Kolbe, escribió en un artículo: “Estos señores (es decir, los masones) creen que son ellos quienes han de gobernar: escuchemos, entonces lo que escriben los “Protocolos de los Sabios de Sión”, documento que el Padre Kolbe llamaba: “el verdadero libro fundamental de la Masonería”.

Escribe el Santo: “El protocolo número 11 afirma: “Crearemos y pondremos en vigencia las leyes y los gobiernos (…) y, en el momento oportuno, (…) bajo la forma de una revuelta nacional, (…) Es necesario que las poblaciones, desconcertadas por la revuelta, puestas todavía bajo la influencia del terror y de la incertidumbre, comprendan que somos de tal modo intocables, de tal modo llenos de poder que en ningún caso tendremos en cuenta sus opiniones y sus deseos sino, antes bien, que estamos en grado de aplastar sus manifestaciones en cualquier momento y en cualquier lugar (…) Entonces, por temor, cerrarán los ojos y permanecerán a la espera de las consecuencias (…) ¿Con qué objeto hemos ideado e impuesto a los masones toda esta política, sin darles a ellos la posibilidad de examinar el contenido? Esto ha servido de fundamento para nuestra organización masónica secreta (…) cuya existencia ni siquiera sospechan estas bestias engatusadas por nosotros en las logias masónicas”.

En este punto, el Padre Kolbe se dirige a los masones diciendo:“¿Habéis oído, señores masones? Los que os han organizado y secretamente os dirigen, los hebreos, os consideran bestias, reclutadas en las logias masónicas para fines que vosotros ni siquiera sospecháis (…) Pero ¿sabéis, señores masones, qué es lo que os espera el día en que os venga a la mente comenzar a pensar por vosotros solos? He aquí, escuchad el mismo protocolo: “La muerte es inevitable conclusión de toda vida (…) Ajusticiaremos a los masones de tal manera que ninguno (…) podrá sospechar, ni siquiera las mismas víctimas: morirán todos en el momento que sea necesario, aparentemente a causa de enfermedades comunes (…)”.

Y continúa el Santo: “Señores masones, vosotros que, recientemente, durante el Congreso de Bucarest, os habéis alegrado del hecho de que la Masonería se está fortaleciendo por doquier, reflexionad y decid sinceramente: ¿no es mejor servir al Creador en la paz interior (…), antes que obedecer las órdenes de quien os odia?”. San Maximiliano se dirige, finalmente, a los Jefes Ocultos de la Masonería con estas palabras: “Y a vosotros, pequeño escuadrón de hebreos, “Sabios de Sión”, que habéis provocado ya conscientemente tantas desgracias y todavía seguís preparando otras, a vosotros me dirijo con la pregunta: ¿qué ventaja obtenéis? (…) Gran cúmulo de oro, de placeres, de diversiones, de poder: nada de todo esto vuelve feliz al hombre.

Y si aun esto diera la felicidad, ¿cuánto podría durar? tal vez una decena de años, quizás veinte (…) Y vosotros, jefes hebreos, que os habéis dejado seducir por Satanás, el enemigo de la humanidad, ¿no sería mejor si también vosotros os volviereis sinceramente a Dios?”.

En otro artículo de 1926, el Padre Kolbe, citando siempre los “Protocolos de los Sabios de Sión”, escribía:“Ellos dicen de sí mismos: “¿Quién o qué cosa está en grado de asestar una fuerza invisible? Nuestra fuerza es, precisamente, de esta clase.

La Masonería externa sólo sirve para esconder sus objetivos, pero el plano de acción de esta fuerza será siempre desconocido para la gente”.

Pero el Santo subraya con sutil ironía: “Nosotros somos un ejército, cuyo “Comandante” os conoce uno a uno, ha observado y observa cada una de sus acciones escucha cada una de sus palabras, más aún… ni siquiera uno de vuestros pensamientos escapa a su atención. Decid vosotros mismos: en tales condiciones, ¿se puede hablar de secreto en los planes, de clandestinidad y de invisibilidad?” Y aquí el Padre Kolbe revela el nombre del “Comandante” de su ejército: “es la Inmaculada, el refugio de los pecadores, pero también la debeladora de la serpiente infernal. ¡Ella aplastará su cabeza!”

Es por lo expuesto arriba de llamar la atención que fuera un objetivo para la Gestapo lo cual deja de manifiesto lo que todo el mundo sabe, pero que el sionismo ha tratado de minimizar y ocultar: que murieron más católicos en los campos de concentración y como consecuencia de las atrocidades nazis que judíos y de hecho murieron más rusos que judíos también así que el padre Kolbe fue un claro ejemplo de que los nazis perseguían a cualquiera que tuviera la suficiente agudeza para descubrir los verdaderos hilos que controlan los destinos del mundo.

También la muerte de san Maximiliano Kolbe podría parecer una contradicción ya que después de su segundo arresto a manos de la Gestapo en 1941, se ofreció para morir en lugar de un compatriota polaco, casado y padre de familia, que había sido condenado al búnker del hambre, lo llamativo no es el acto en sí que es un acto lleno de heroísmo y valor cumpliendo plenamente el mandato del amor de Jesús en el que dejó establecido que nadie tiene más amor que el que da su vida por sus amigos y este amigo de san Maximiliano era un judío.

Este hecho lo convirtió en un héroe para el judaísmo que fue quien más impulsó su causa de canonización otro contraste es que para su causa se tuvieron que revisar a detalle cada acto obra y escrito de san Maximiliano así que en la documentación quedó de manifiesto su aparente antisemitismo lo cual no fue impedimento para su causa, otro aparente contraste es, que quien se encargó de llevarlo a los altares fue su compatriota y próximo santo Juan Pablo II que fue un defensor a ultranza de los judíos, incluso a expensas de la crítica y molestia de grandes sectores de la Iglesia.

Actualmente su celda se ha convertido en lugar de peregrinación, y su ejemplar sacrificio se divulgó por todo el mundo a través de su beatificación por Pablo VI en 1971 y su canonización por Juan Pablo II en 1982.

San Maximiliano es un ejemplo de valor para enfrentar los poderes ocultos que dominan al mundo usando el arma más efectiva contra el poder del mal: la verdad.

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!