La tiranía Bergogliana Staliniana contra el sitio de prestigio mundial Infovaticana

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

Fuente: https://infovaticana.com

NOTA DEL CONSEJO EDITORIAL DEL BIIE:

Un nuevo golpe del totalitarismo estalinista “misericordioso” de Bergoglio contra quien osa no someterse vilmente a su desorbitado magisterio herético, es el que acaba de dar contra el sitio de prestigio internacional y de gran influencia dentro de la Iglesia en todo el mundo: INFOVATICANA, exigiendo su cierre total.

Ante este atropello, en el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica manifestamos nuestro total apoyo y respaldo a INFOVATICANA y denunciamos, como lo hemos hecho en decenas de artículos, el errático proceder de Jorge Mario Bergoglio, que es un aspirante a dictador comunista con sotana, por ello reproducimos íntegros los artículos que publicó a este respecto el Director de INFOVATICANA, Gabriel Ariza.

El Vaticano contrata a Baker & McKenzie para cerrar InfoVaticana

Por: Gabriel Ariza

La Secretaría de Estado del Vaticano quiere que InfoVaticana cierre, y ha contratado para ello a uno de los despachos de abogados más poderosos del mundo, que no acepta ningún acuerdo que no pase por el cierre definitivo de este portal y la entrega del dominio InfoVaticana.com a su cliente. 

InfoVaticana ha celebrado en numerosas ocasiones las palabras del Papa Francisco pidiendo una “iglesia pobre y para los pobres” y combatiendo el clericalismo, unas palabras que no han terminado aún de llegar a todos los estamentos de la curia romana.

Es norma de nuestra profesión -norma, por cierto, que no hay medio que no se salte alegremente- que el periodista no debe ser nunca la noticia. Pero hay veces que uno no puede elegir no serlo, y que el modo más gráfico, directo y sencillo de ilustrar un asunto es contar la propia experiencia.

Y les cuento: la Secretaría de Estado del Vaticano envió hace varios meses un requerimiento a Infovaticana para que renunciásemos a nuestro dominio web, alegando que tienen los derechos de propiedad exclusiva sobre el nombre del centro físico del mundo católico. Uno imagina la reacción del público si el ayuntamiento de Nueva York hiciera un requerimiento similar al prestigioso New York Times, o la República Italiana al diario que dirige ese gran amigo de Francisco, Scalfari, La Repubblica.

Pero, naturalmente, nosotros no somos ni el uno ni el otro. En realidad, somos lo bastante pequeños e insignificantes como para que nos sorprenda haber llamado la atención de una Secretaría de Estado que bastante ocupada debería estar gobernando la Iglesia.

Todo tiene, sin embargo, su explicación: a la Conferencia Episcopal Española no le gusta lo que decimos. En, digamos, Religión Digital se puede dar voz a las opiniones más ‘audaces’ y ‘rebeldes’ de la teología, no hay problema: la Conferencia Episcopal, Cáritas, Manos Unidas o el arzobispado de Madrid se anuncian en esta página digital porque, parece, para nuestros obispos la disidencia doctrinal no es tan grave como denunciar abusos del clero.

Así que su presidente, el cardenal Blázquez, presenta una denuncia contra nosotros ante la Nunciatura Apostólica después de que algunos obispos le hayan ido a llorar porque este portal no se limita, como hacen otros, a hablar de pájaros y flores y contar qué bonito es todo sino que informa sobre lo que realmente pasa, incluso cuando los implicados preferirían que no se airease.

Y la Secretaría de Estado de este pontificado, pensando quizá en hacer una Iglesia pobre y para los pobres, contrata, no a un modesto despacho de abogados, no a un bufete especializado en asuntos eclesiales, sino al despacho de abogados más potente del mundo, el gigante multinacional Baker & McKenzie, que envió un burofax el pasado mes de agosto para exigir a InfoVaticana que transfiera su dominio (www.infovaticana.com), en el plazo de siete días, a la Secretaría de Estado del Vaticano, advirtiendo de un carísimo pleito en caso de no hacerlo.

Naturalmente, es indiferente que ganemos un juicio que de ningún modo nos podríamos costear, esa es la idea que se nos ha transmitido. Además, nos advierten de que un pleito por competencia desleal, sólo en abogados, resultaría carísimo y arriesgado para nosotros.

Naturalmente InfoVaticana no cedió en su día a un requerimiento tan sorprendente, sino que lo puso en manos de un equipo jurídico que comunicó a Baker & Mckenzie que este portal está dispuesto a transigir y propone, en una negociación, eliminar del logotipo todo vestigio que pueda provocar el más mínimo equívoco sobre la naturaleza privada e independiente de este medio de comunicación, y que no tenemos con el Vaticano otra relación que la de constituir un tema prioritario de información y la que mantenemos como fieles hijos de la Iglesia.

Sin embargo, los abogados internacionales nos comunican que “su cliente” (la Secretaría de Estado del Vaticano) no quiere saber nada de eso, que van a por todas y que nos conminan a cesar en el uso de la marca y del dominio en el plazo señalado: En román paladino, que cerremos.

Nos conceden graciosamente una moratoria de 6 meses en los que podríamos mantener el dominio infovaticana.com redirigido a una nueva identidad digital, pero no aceptan ningún acuerdo que no pase por la renuncia al dominio infovaticana.com y la marca.

La negociación se rompió el pasado mes de diciembre ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo.

El abogado de InfoVaticana proponía, en concreto, lo siguiente:

Renuncia por Infovaticana, total y definitiva, al uso de las llaves de San Pedro y de cualquier tipo de representación gráfica de la misma o de otra que pueda corresponder a emblemas oficiales de la Santa Sede y retirada/renuncia de la marca mixta actual. Nuestro entendimiento en este punto es la de que no hay un uso del emblema oficial tal como se prohíbe por los convenios y leyes aplicables, toda vez que el uso es parcial y solo de uno de los elementos que, por otro lado, se da mucho en escudos de todo tipo, no solo de tipo religioso sino civiles e incluso empresariales. Se ofrece por tanto esta renuncia en consideración a la estima que se tiene a la Secretaría de Estado y a nuestro ánimo de evitar conflictos con la Santa Sede.

En lo que creemos justa contrapartida por lo anterior, se pediría una renuncia por parte de la Secretaría de Estado a iniciar ninguna clase de acción contra el nombre de Infovaticana o sus dominios no porque entendamos que necesitamos dicha renuncia sino por el hecho de aprovechar el acuerdo para zanjar cualquier controversia futura.

Adicionalmente, podría valorarse la posibilidad de incluir aclaraciones adicionales en los textos legales del Portal que eviten cualquier confusión a pesar de que creemos que los textos actuales dejan claro su carácter de iniciativa privada.

La respuesta fue rotunda: Las exigencias del Vaticano, defendidas por Baker & Mckenzie, son innegociables e InfoVaticana debe desaparecer.

Para InfoVaticana, como pueden imaginarse, es implanteable cambiar el dominio web o el nombre, toda vez que cualquier cambio acarrearía perjuicios irreparables considerando la inversión realizada hasta la fecha en dicho nombre y el entendimiento de que no hay base para la reclamación sobre el nombre, toda vez que la estructura INFO + EMPLAZAMIENTO es muy frecuente en otros casos. Exactamente igual que no es titularidad del ayuntamiento de Madrid ‘InfoMadrid’, una marca registrada… por el Arzobispado de Madrid, qué cosas.

Actualmente el tema está en un procedimiento administrativo ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, donde Baker & Mckenzie presentó un escrito contra InfoVaticana en nombre del Vaticano, que ha entorpecido la protección de la marca InfoVaticana y en paralelo sigue viva la amenaza, quizá ya ejecutada, de demanda por competencia desleal por parte del Vaticano. En definitiva, más dinero en abogados, procuradores y procesos administrativos… Gracias a Dios contamos con el apoyo de nuestros lectores para continuar sirviendo a la Iglesia desde la verdad.

InfoVaticana no se rinde

Desde que se conociera la noticia, que ha corrido como la pólvora, de que el Vaticano ha contratado a Baker & Mckenzie para cerrarnos, no hemos parado de recibir llamadas y correos de apoyo. InfoVaticana seguirá sirviendo a la Iglesia buscando la Verdad y la Caridad. 

Desde que el jueves pasado anunciásemos en estas páginas el intento de cierre de InfoVaticana, han sido centenares los correos, llamadas y donaciones recibidas para manifestar el apoyo de nuestros lectores. ¡Gracias!

La repercusión nacional e internacional de la noticia ha superado nuestras expectativas. En España hemos sido entrevistados en el portal líder de información jurídica CONFILEGAL y el diario digital EL ESPAÑOL ha denunciado la persecución sufrida. Fuera de nuestras fronteras la noticia, tras ser recogida en el blog de Marco Tosatti Stilum Curiae, ha llegado a la portada de papel de Il Giornale (con el inexacto titular ‘El Papa demanda al sitio web que lo critica’) y ha sido replicada en decenas de medios generalistas. Además, los medios de información religiosa se han hecho eco de forma casi unánime de la polémica, tanto en inglés en ChurchMilitant, como en alemán en Katholisches o en francés en Riposte-Catholique o en italiano en La Nuova Bussola.

Es el momento de la reflexión: No es que no tengamos el menor deseo de convertirnos en noticia; es que nada nos hubiera gustado más que no serlo, sobre todo de lo que querrían que fuese la noticia anunciada de nuestra muerte editorial. Pero no solo, ni principalmente, por toda la ilusión y el trabajo puesto en estas páginas, sino porque son malos tiempos para la libertad de los hijos de Dios en la Iglesia Católica cuando la jerarquía trata de acallar las voces críticas mediante la coacción, más aún cuando esa crítica procede de quienes confiesan y aceptan fielmente la doctrina y se limitan a denunciar abusos o alertar de tendencias, una labor que debería agradecerse por parte de nuestros pastores.

Hacen en el Vaticano una defensa selectiva de su supuesto derecho de “copyright” sobre el topónimo vaticano. Son multitud las webs que incluyen en su dominio esas letras y que no están siendo cuestionadas. Sin ir más lejos una agencia de viajes explota el dominio vatican.com, una web de información religiosa se ampara en insidetheVatican.com y el diario La Stampa tiene una sección de religión dirigida por el reconocido vaticanista Andrea Tornielli bajo la marca Vatican Insider, entre una decena de ejemplos más que evidencian lo que todo el mundo ha entendido al leer las noticias: Bajo la aparente defensa de una imagen de marca, alguien en la Terza Loggia trata de cerrar un portal de información que le resulta “molesto”, y que no podría cerrar por la vía canónica sin incurrir en un escándalo moral y reputacional inasumible.

La cuestión de fondo es el de los límites de la libertad dentro de la Iglesia y el alcance de la obediencia. ¿No estaríamos, como fieles, obligados a obedecer las indicaciones del Vaticano? No estamos aquí ante un conflicto entre un grupo de fieles laicos y su ordinario, el obispo local. Ni siquiera nos encontramos ante un conflicto entre la Iglesia Católica y una empresa privada: Se trata de una batalla entre un estado -Ciudad del Vaticano- y un particular -InfoVaticana- basada, no en el derecho canónico, sino en la legislación civil. Por tanto, nos corresponde defender nuestros derechos en la jurisdicción civil y no claudicar y cerrar las puertas, como ha sugerido algún lector bienintencionado.

Y aunque fuera una orden de nuestro obispo, habría muchas matizaciones que hacer. El clericalismo, esa lacra tan denunciada por el Papa, pretende que los laicos obedezcamos órdenes o intereses de quien no tiene potestad ni jurisdicción en ese campo, ámbitos de libertad en los que los laicos tenemos estricto derecho de actuar en conciencia, no sólo civilmente sino canónicamente.

Veamos qué dice el Código de Derecho Canónico en el Canon 212, si en su primer párrafo afirma que “Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, están obligados a seguir, por obediencia cristiana, todo aquello que los Pastores sagrados, en cuanto representantes de Cristo, declaran como maestros de la fe o establecen como rectores de la Iglesia”, añade a continuación: “Los fieles tienen derecho a manifestar a los Pastores de la Iglesia sus necesidades, principalmente las espirituales, y sus deseos”.

Más importante: “Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas”.

Las autoridades de la Iglesia no solamente deberían reconocer y respetar esa autonomía del laicado, o limitarse a respetar formalmente su ejercicio, evitando acciones legales injustificadas para cerrar bocas incómodas, sino que deberían promover una mentalidad laical que implique la plena asunción de nuestros derechos y deberes como bautizados, sin miedo al qué dirán y a las represalias. Este es un campo para la reforma de la Iglesia de verdad, porque afecta no a unos pocos cargos vaticanos, sino al conjunto del Pueblo de Dios. Mientras llega esa tan ansiada reforma, sólo serán promovidos en la Iglesia los laicos que actúan como “longa manus” del poder del momento.

InfoVaticana ha podido, ocasionalmente, ser injusta por imprudencia o cometer errores en la información. Cuando así ha sido, no hemos tenido ni tendremos en el futuro el menor problema en rectificar y, si fuera el caso, pedir las disculpas que correspondan. No nos mueve interés espurio alguno, sino el bien de la Iglesia. Carecemos de cualquier atadura o compromiso con grupo alguno, eso es lo que nos hace libres y eso es lo que debe convencer a nuestros enemigos de que no van a lograr callarnos.

Artículo publicado en el Boletín BIIE Vol.05 No.11 – Marzo 2018 Primera Quincena

Fundador de la web Infovaticana, abogado y economista.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!