Los intentos judíos por sabotear la obra maestra de Mel Gibson “La Pasión de Cristo”

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…
Compartir:

La película de La Pasión que dirigió y produjo el actor australiano Mel Gibson es la culminación de una serie de películas que son cada una, una obra maestra que todo el mundo debería de ver. En 2004 se estrenó la cuarta de estas películas La Pasión que resultó la más polémica y desafiante de todas.

 Mel Gibson hizo su carrera al amparo de Hollywood y fue la estrella más brillante del firmamento cinematográfico en su momento pero lo que nadie se imaginaba es que ese aparente superficial actor de películas de acción era todo un conocedor de asuntos históricos y estratégicos y tuvo el valor de arriesgar su prestigio y dinero produciendo, dirigiendo y protagonizando una serie de películas dos de las cuales fueron de corte histórico que llevaban un mensaje bastante claro y nada oculto: la perversidad inglesa.

 La primera película fue Corazón Valiente, esta película narra la vida del héroe nacional escocés William Wallace que logró la independencia temporal de Escocia, hacia el año 1300 y que murió heroicamente defendiendo sus ideales y ofrendándose por su pueblo. La película muestra de forma magistral la transformación de un hombre que desde su temprana infancia vive en carne propia la injusticia y el abuso de los ingleses contra su nación al ser testigo del asesinato de su padre y hermano ambos líderes de un clan que encabezó la rebelión contra la opresión inglesa.

 Al quedar huérfano William quedó al cuidado de su tío, hermano de su papá, el cual le dio la mejor educación a la que se tenía acceso y años más tarde al regresar a su tierra los que habían combatido al lado de su padre y hermano esperaban de él, que fuera el nuevo líder pero él tenía una idea muy diferente venía en plan de paz y sin ninguna intención de involucrarse en problemas, pero el destino lo involucró ahora, recibiendo un atentado contra su esposa, lo que le costó a ella la vida, por lo que no le dejó otra opción más que encabezar la rebelión y convirtiéndose en héroe logro derrotar a los invencibles ingleses; a lo largo de la toda la película se muestra a plenitud el perverso pensamiento inglés y sus métodos lo cuales siguen estando vigentes.

Gibson le dio al clavo al mostrar la maldad y perversidad inglesa en toda su plenitud, pero éste era solo el primer golpe asestado contra los ingleses. El siguiente lo dio con otra película histórica: El Patriota, que se lleva a cabo en la época de la independencia de Norteamérica del imperio inglés. Al igual que en Corazón Valiente aquí Gibson fue productor, director y protagonista.

En esta película dejó patente que los ingleses seguían siendo los mismo perversos y malvados que casi quinientos años antes, también aquí se muestra el drama de un héroe de la guerra de independencia al que le matan a un hijo los ingleses y los muestra en todo su racismo y el desprecio contra el ser humano que los caracteriza.

El tercer golpe lo dio en 1997 con la película Complot la cual la mayoría de la gente que la vio nunca entendió de que se trataba, pero la película es una pieza fundamental para entender cómo funciona nuestro mundo en la actualidad, ya que en ella Gibson, que personifica a un taxista neoyorquino, desenmascara de forma increíble todo el aparato secreto que gobierna al mundo, sus proyectos de implementar el nuevo orden mundial y las instituciones y métodos que utilizan para conseguir sus objetivos.

Es una película en código que revela nombres y un sinfín de información y datos que ayudan a comprender como se mueven esos hilos que nunca están a la vista.

Y ese fue el antecedente que llevó a Gibson a ir afinando cada vez más su conciencia en sintonía con la verdad, es importante destacar que Mel Gibson es un católico practicante y la película de La Pasión fue su obra cumbre y la más polémica por que toco los intereses más peligrosos y perversos, más que los ingleses, más que los norteamericanos, se fue contra los judíos.

Esto convirtió a la película de la pasión en un arma política, que levanto al mundo judío en su contra pidiendo a chillidos en todo el mundo que fuera censurada y retirada de las carteleras pero ¿que dice o muestra la película de la pasión para provocar semejante reacción del mundo judío?

Bueno muestra la verdad solo la verdad de lo que fue el drama de La Pasión de Cristo, como lo describieron los evangelios, como lo atestigua el documento forense de la pasión y muerte de Jesús: La Sábana Santa y como se lo ha revelado el mismo Jesús a algunas místicas.

Solo eso se ve en la película pero por ser la verdad los judíos la odiaron, como odiaron en su momento los sacerdotes y fariseos el mensaje que escucharon en boca de Jesús.

La película La Pasión es una obra magistral de teología, arte y que muestra la realidad que el hombre ha tratado de ignorar o disimular por conveniencia pero La Sábana Santa nos muestra con toda crudeza: lo que es políticamente incorrecto, que la pasión fue un acto de salvajismo brutal y tiene solo unos responsables históricos y materiales: el sanedrín judío, no el pueblo judío, porque muchos se opusieron y de entre los judíos eligió Jesús a sus discípulos y la iglesia primitiva fue eminentemente judía, pero los sacerdotes escribas y fariseos son los que condenaron a Jesús, ellos son responsables porque eran conscientes de que Jesús era el Mesías pero no era el que querían.

No hay forma de decir que no eran conscientes, al menos algunos de ellos, ya que conocían perfectamente las profecías y las escrituras y llevaban cuenta de que todas y cada una de las profecías que hablaban sobre el Mesías se fue cumpliendo con cada paso que daba Jesús, eso muestra la película como lo narran los evangelios, la famosa frase de “caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos” quedó en la película y eso fue algo inaceptable para los intolerables judíos.

Cuando la película fue exhibida al Papa Juan Pablo II, el expresó su satisfacción ante la veracidad del film y afirmó: “tal cual fue”. El público católico y cristiano del mundo entero la aclamó y ha provocado un sinfín de conversiones, es una obra tocada por Dios, por lo que levantó la ira judeo sionista y como muestra, algunos comentarios que se expresaron hace años cuando fue el estreno, por ejemplo el judío Paul Kurtz expresó en una crítica que: “La película de Gibson es extrabíblica y engañosa” y la describió además como: “una guerra cultural y como un club político”.

Igual se expresó en aquel momento el experto televisivo Bill O’Reilly quien veía claramente que el filme de Mel Gibson era un arma en la guerra cultural en Estados Unidos entre los religionarios tradicionales y los protagonistas seculares -tales como The New York Times, Frank Rich, Andy Rooney, y la «élite cultural» predominante.

Newt Gingrich proclamó que la película podía ser «el evento cultural más importante» del siglo. Muchos protestantes y predicadores cristianos la aclamaron como el «filme más grandioso jamás hecho». Los judíos criticaron que buses repletos de parroquianos devotos fueron conducidos diariamente a ver la película, que retrataba el arresto, juicio, crucifixión, y muerte de Jesús, con brutalidad gráfica. Sin duda la película generó hostilidad hacia los judíos, secularistas, y separacionistas entre iglesia y estado.

Ésta obra maestra de la cinematografía, muestrs el conflicto entre dos conceptos opuestos sobre el modelo de vida y aspiraciones sobre si seguir a Dios o entregarse a los engaños del demonio; ahora más que nunca, la Biblia se ha convertido en una poderosa fuerza política en Estados Unidos, en donde la derecha religiosa espera transformar los Estados Unidos en un país «temeroso de Dios», que presenta respetos a «una nación bajo Dios», y que se opone a los matrimonios gay y a la «agenda liberal» como lo está haciendo Rusia.

Gibson siempre afirmó que su filme era «una representación verídica y fiel a los Evangelios». Y entre las muchas cosas que sacaron de quicio a los judíos y a todos lo que se sintieron ofendidos con la película, fue que Gibson presenta, a Poncio Pilato como un juez consciente de la injusticia judía y marcando claramente que él fue el ejecutor, pero no quien decidió y dictó la sentencia, la cual fue responsabilidad única y exclusiva del sanedrín judío.

Muchos de los detalles de la película que no aparecen en el Evangelio fueron tomados de las revelaciones que recibió la monja mística católica, Ana Catalina Emmerich, cuyo libro con sus experiencias fue publicado por primera vez en 1833. La edición actual afirma en su contraportada que este es el «relato clásico de Revelación Divina que inspiró» la película de Mel Gibson.

Emmerich establece en sus escritos que vio «una turba judía que observaba desde la distancia». Gibson coloca a los sacerdotes observando el azote brutal, junto con una encarnación de Satanás que mira con ellos. En ninguna parte de la Biblia aparece una descripción de esto.

Así, Gibson se aleja del recuento del Nuevo Testamento, haciendo la implicación de que los judíos y sus líderes fueron cómplices en la brutal golpiza que recibió Jesús. El relato del Nuevo Testamento continúa estableciendo que los sumos sacerdotes y la turba en el patio, ante Pilato, pedían la crucifixión de Jesús, y cuando se les da la opción, seleccionan a Barrabás para ser liberado en lugar de Jesús. Esto se describe completamente en la Pasión de Gibson.

El film desde antes de su estreno fue tachado de antisemita, aunque Gibson lo negó categóricamente, pero en ese caso quien califica la película de antisemita también debe de creer que los evangelios lo son, pues La Pasión de Cristo está tomada de los textos bíblicos.

La película de la Pasión repite la descripción de los judíos, que aparece representada en el arte medieval y en las representaciones teatrales de la pasión, que siempre identificaron a los judíos como los «asesinos de Cristo» durante siglos. El odio judío hacia Gibson se extiende también a su padre por el hecho de que el señor Hutton Gibson, de 85 años de edad, según ellos, niega el Holocausto lo cual actualmente se considera algo dogmático en lo cual no cabe la duda y quienes han demostrado científicamente la falsedad del holocausto como Ernest Zundel lo han pagado con años de prisión.

También se le ha citado diciendo que el Concilio Vaticano II fue un plan masónico respaldado por los judíos». Mel Gibson debido a la gritería judía tuvo que quitar de los subtítulos de la versión original de su filme, la frase de Mateo (27:25-26): «Su sangre sea sobre nosotros y sobre nuestros hijos», aunque se mantuvo en el diálogo en Arameo.

Los críticos judíos de la película incluso llegaron a afirmar en el colmo de la histeria, por la verdad a la que fueron expuestos en la película, que dado el tremendo éxito de taquilla del filme de Mel Gibson, esta podría HACER PELIGRAR SEVERAMENTE LA FRAGILIDAD DE LA PAZ SOCIAL.

Ni más ni menos a este grado de locura llegaron e incluso hicieron circular desplegados y declaraciones de supuestos cristianos preocupados, que hacían toda clase de defensa y apologética por los “pobres judíos” tan maltratados en la película, así como de personajes judíos dentro de la historia como Barrabás que se presenta como alguien bestial (haciendo así que la preferencia de la multitud por él sea aún más vil), y la flagelación doble y frontal de Jesús, como queda claramente registrado en la Sábana Santa, simplemente lo consideran no fidedigno, ni históricamente, ni teológicamente.

Otro aspecto que saco de quicio a los críticos judíos es la descripción negativa que se hace de las figuras judías, como por ejemplo, cuando se compara al gobernador romano, Poncio Pilato, con el sumo sacerdote judío Caifás. Pilato se muestra alternativamente prudente, vacilante, solícito, y resignado a la suerte que le espera a Jesús, presentando un carácter comprensivo. En cambio, Caifás no muestra simpatía por el flagelado Jesús.

Ni siquiera se arrepiente cuando en el Calvario le arrojan una acusación directa de su propia culpa, que expresa el despiadado poder judío que conspira para controlar los hechos históricos.

En Norteamérica, esta película obligó a los cristianos a enfrentar nuevamente los problemas del anti-judaísmo y el antisemitismo, y la responsabilidad histórica que pesa sobre lo hebreos respecto a la muerte de Jesús.

Pero los judíos también hicieron sentir su influencia cobrando venganza -como bien lo saben hacer- contra los actores que participaron en la película especialmente contra el protagonista el actor norteamericano Jim Caviezel, que quedó vetado en Hollywood y en toda la industria cinematográfica dominada por los judíos para que nunca más lo volvieran a contratar como él mismo lo declaró en diversas entrevistas que:

Hacer este papel con Mel destruyó mi carrera, pero no me arrepiento de nada. En cambio, esa oportunidad ha fortalecido mi fe”, reveló el actor. Su participación en la película motivó represalias por parte de productores de Hollywood, que lo excluyeron de realizar nuevas películas. Aunque fue prevenido de que algo así podría pasar según reconoció: «Gibson me había advertido que sería difícil. Incluso durante el rodaje, me cayó un rayo y se me dislocó un hombro en una escena de la crucifixión.

Pero lo peor estaba aún por llegar «, ya que «cada vez, más personas de Hollywood me han cerrado la puerta en mi cara, dejándome fuera de realizar cualquier película. Así, poco a poco, me encontraba fuera del cine. Yo era consciente del hecho de que mi participación podría conducir y no me arrepiento de la decisión que tomé”, señaló.

Judíos no quieren que Mel Gibson dirija la película sobre Judas Macabeo

Como es lógico toda su ira se volcó principalmente contra Mel Gibson que está en pláticas con la Warner Bros, para filmar una película sobre la vida de Judas Macabeo y que sería dirigida por Mel Gibson ante lo cual todas las alarmas judías se encendieron por considerar que no tiene respeto ni sensibilidad por las creencias de otra gente”, según dijo Abraham Foxman, director de la perversa organización judía Anti Defamation League. Los judíos no están de acuerdo que se le conceda este privilegio a Mel Gibson.

“Judas Macabeo merece algo mejor. Es un héroe para los judíos y un héroe universal en la lucha por la libertad religiosa. Lamentablemente Mel Gibson posee antecedentes de mala referencia para los judíos ya que en el año 2006, expresó que “los judíos eran los culpables de todas las guerras del mundo”, dijo Mel quien fue obligado a disculparse Por ello, ahora Foxman afirma enérgicamente que este proyecto es “simplemente un insulto a los judíos”.

Gibson, producirá el filme a través de su compañía Icon Productions, y decidirá si dirigirá o sólo producirá el film después de que se complete el guión. Joe Eszterhas, escribirá dicho guion, en el que, según el portal de espectáculos Deadline, también participará Gibson.

Amy Jill Levine rabiosa feministas pro-aborto de la poderosa Liga Anti-Difamatoria, organización judía en Estados Unidos que se encarga de revisar, castigar y llevar acciones legales en contra de cualquier declaración, escrito, película, libro o publicidad que afecte la imagen de los Judíos alrededor del mundo, participó en la evaluación de la película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo” en un panel para la poderosa Liga, donde Levine salió a la luz pública para negar el robo del guion de la película antes de su filmación, después que Mel Gibson denunciara públicamente el robo.

Al final Levine concluyó -antes que la película se filmara- que la misma difamaba a los judíos razón por la cual se le negó la producción en las grandes productoras de cine. Una vez finalizada la película financiada con fondos propios de Gibson, se le negó su proyección en más de la mitad de las salas de cine de Norteamérica.

Esta organización atacó implacablemente en el plano familiar a Mel Gibson en todos los medios, además de acusarlo de anti-semita. Amy Jill Levine se define a sí misma en una entrevista como una “Judía Feminista Yankee” además declaró que “Hollywood puede fácilmente cambiar la verdad” haciendo alusión a “La Pasión de Cristo”.

Esta tenebrosa liga antidifamación judía (ADL) fue la encargada de lanzar una campaña mundial contra el entonces recién electo Papa Benedicto XVI tachándolo de “El Nazi” y “Nazinger” en una campaña de desprestigio que dio la vuelta al mundo coordinadamente en Radio, Prensa y Televisión durante semanas.

El judaísmo la religión pervertida

Otro aspecto muy interesante que aborda la película es la parte teológica, ya que la religión pervertida es una situación de pecado que se desarrolla en “La Pasión de Cristo”. Los sacerdotes, en particular Caifás, son la encarnación de lo que sucede con la religión al servicio del pecado. Los sacerdotes que acusan a Jesús abusan de su poder religioso para sus propósitos.

Pagan a un traidor, envían a sus soldados de noche y a escondidas y finalmente manipulan la institución religiosa y rechazan a Dios al seguir ellos con sus propios objetivos. La institución religiosa cuyo propósito es el de mediar la relación de los fieles con Dios, puede ser pervertida.

Las mentiras del soldado del templo ante las preguntas del soldado romano y los reclamos de algunos sacerdotes sobre la irregularidad del proceso, nos demuestran que las cosas se están haciendo por otros medios y propósitos no reconocidos como parte de la institución religiosa judía. La institución está siendo manipulada para servir un propósito distinto del cual fue establecida. Durante el juicio, Jesús es acusado de actuar con el poder del demonio.

En su respuesta a esta acusación, Jesús desenmascara a los líderes como incapaces de reconocer el trabajo de Dios por Sus obras. Además esta acusación la vincula Jesús a la blasfemia contra el Espíritu Santo. Los líderes religiosos que deben trabajar mediando la relación entre Dios y los fieles, son incapaces de reconocer la labor de Dios cuando la tienen enfrente.

No solo son incapaces de reconocerla sino además la califican de satánica. Algo ciega a estos líderes y obviamente no es su “conocimiento” de Dios ni de la institución. Los sacerdotes actúan llenos de odio hacia Jesús deseando su muerte violenta. ¿Están celosos o se sienten amenazados? Es difícil deducir la causa de su odio a Jesús solamente por medio de estas escenas.

Lo que sí se nos revela es que estos religiosos ya no sirven a Dios sino que ya han apostado en su contra. El significado de la religión pervertida en La Pasión de Cristo es que esta rechaza a Dios hasta su muerte. Ya que Jesús es Dios y hombre, su actividad es la de Dios y la del Nuevo Adán. El rechazo de Jesús es también el rechazo de Dios y del Hombre Nuevo.

Cualquier época del año es buena para ver esta magistral película pero la más propicia es Semana Santa. Sin duda esta es la película más vista en el mundo en esta época y seguramente seguirá conmoviendo, tocando corazones, abriendo conciencias y propiciando la conversión, esa era la intención que motivaron a Gibson en todas sus películas que abordaron los asuntos estratégicos y es la misma razón que motivo la existencia de este boletín.

Nació en la Ciudad de México En 1975.

Analista político desde hace más de 23 años, ha dado asesorías estratégicas a la iniciativa privada, a las fuerzas armadas, partidos políticos, a la Iglesia y a representaciones diplomáticas.

Ha impartido cursos de religión, historia, apreciación e historia del arte, geoestratégia y política, crecimiento personal y espiritual, entre otros temas en diversas ciudades de México.

Ha escrito más de 400 artículos sobre una amplia gama de temas como: historia, economía, política, defensa de la vida, escatología, religión, arte, ciencia, tecnología, nuevo orden mundial y revisionismo entre otros temas que han sido publicados en revistas y sitios de internet de México y otros países de habla hispana de América y Europa.

Fundó hace cinco años el Boletín de Información e Inteligencia Estratégica (BIIE) que es una publicación internacional calificada como uno de los mejores y más especializados medios de inteligencia, que se publica quincenalmente, y además produce videos de conferencias, entrevistas e informes especiales con sus corresponsales de diversas partes del mundo.

Participó como ponente junto con expertos de todo el mundo en el primer Congreso Internacional Identitario en mayo de 2015 en Guadalajara, Jalisco, México.

En febrero de 2016 publicó su primer libro Iglesia Perseguida Iglesia Verdadera que fue prologado por el Doctor en Teología y Doctor en Humanidades José Alberto Villasana.

Por invitación e iniciativa de Esteban Arce, uno de los comunicadores más importantes e influyentes de México, Miguel Salinas Chávez fundó en marzo de 2017 Orgullo e Identidad Nacional Mexicana (OEINM) que es una productora de contenidos audiovisuales para crear material identitario nacionalista de México, el cual originalmente se difundió a través de los medios de comunicación abierta más importantes de México como son Televisa y Grupo Imagen, en los espacios informativos que conduce Esteban Arce y ahora además, ese contenido se difunde en su propia página web, su canal de YouTube, y ampliamente en las redes sociales con la intención de despertar y exaltar el orgullo por la identidad nacional.

Es colaborador del periódico español Gaceta.es que es uno de los más influyentes de aquél país.

Es el representante en México de Infovaticana que es uno de los sitios web más seguidos e influyentes a nivel mundial sobre temas relacionados con la Iglesia Católica.

Conduce el programa México para Iberoamérica del canal de TV argentino TLV1.

Es colaborador y el representante en México del Consorcio de Medios español Grupo Intereconomía.

Es el representante en México del canal de tv colombiano Tele Amiga.

Compartir:
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Recuperar contraseña
Escriba su email.
El sistema le enviará una nueva contraseña a su email.